Site icon Padres e Hijos

¿Qué ocurre con los niños buleadores?

¿Qué ocurre con los niños buleadores?

¿Qué ocurre con los niños buleadores?

Los niños que son agresivos con otros han aprendido de violencia bajo su propia piel.

A pesar de todas las campañas que durante años han buscado combatir el problema del bullying escolar, lamentablemente los casos siguen siendo recurrentes en todos los niveles de educación básica.

 

Fundamentalmente, son dos actores los que llevan a cabo el bullying: el agredido o víctima, y el agresor, también llamado buleador (derivado del término en inglés). En estos casos, normalmente el foco de atención es hacia el agredido. No obstante, la parte del agresor no debe ignorarse, pues tras él puede que halla casos de violencia donde ha aprendido a ser agresivo con los que son más vulnerables que él.

 

Héctor Lara Tapia, académico de la Facultad de Piscología de la UNAM, opina al respecto que ?el bullying es la colita de una problema más grande. En las familias de los niños buleadores se repite un patrón de conducta: el padre es violento y agresivo, y agrede y golpea a la madre; la madre agrede y golpea a su hijo (o sus hijos); y el hijo, ya en la escuela, agrede y golpea a sus compañeros?.

 

Esto significa que ningún caso de bullying surge de la nada, sino que viene de una dinámica familiar violenta donde el futuro buleador aprende a ser violento. Incluso ?la familia le refuerza esta conducta violenta y agresiva?, explica Lara Tapia.

 

Y es que en esta ?enseñanza? son los mismo padres quienes amenazan a los hijos con golpearlos si no se defienden ?como hombres?.

 

Según investigaciones, los niños que viven en familias violentas, además de volverse agresivos, son más propensos a padecer el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): presentan mayores problemas de conducta social, agresividad y son más impulsivos.

 

El problema de bullying comienza en casa, y no se acota a una situación escolar. Como sociedad, especialmente como padres, podemos detectar prevenir y combatir situaciones de violencia en nuestros hogares para erradicar este problema.

 

TE RECOMENDAMOS: México ocupa el primer lugar en bullying a nivel mundial

 

 

 

Exit mobile version