Categorías
Así Crece

Niños que aman a los animales son más felices

Los niños que aprenden a amar, cuidar y respetar a los animales serán personas más felices, así lo revelan investigaciones.

Los niños que aprenden a amar, cuidar y respetar a los animales serán personas más felices, así lo revelan investigaciones.

La relación entre los seres humanos y los animales es muy beneficiosa, pues nos ayuda a desarrollar aptitudes para desenvolvernos en el entorno social. Pero eso no es todo. Si desde pequeños les enseñamos a los niños a amar, cuidar y respetar a los animales, haremos de ellos personas más felices.

Los animales domésticos, es decir, las mascotas, proporcionan apoyo emocional, además de aliviar ciertos problemas de salud. La Asociación Psicológica de Estados Unidos, hizo un estudio con personas de diferentes edades que mantienen una relación estrecha con sus mascotas y las compararon con las relaciones que tienen con personas afines. Los resultados de los exámenes revelaron que el vínculo entre humano y mascota tiene la misma fuerza que con una persona.

Es decir, que los niños, fuera de ver ?simplemente a un perro? como ocurre con muchos adultos que no crecieron con mascota, ven a un amigo y apoyo incondicional.

Otra investigación de la Universidad de Miami, reveló que los dueños de mascotas tienen una mejor calidad de vida y resuelven mejor sus diferencias individuales que las personas que no conviven con mascotas, además de tener mejor autoestima, tienen mejor condición fìsica, son menos solitarios y más extrovertidos.

Si estas condiciones se aplican en niños, significa un mejor desarrollo físico, mental y emocional para ellos.

En los adultos está el ejemplo

Es más fácil que un niño ame y respete a los animales si ve que sus padres lo hacen, de lo contrario podrían enseñarle que el abuso es algo normal, tanto si lo ejercen o si es ejercido sobre ellos.

Por ejemplo, si un perro es amarrado todo el día o lo dejan solo por mucho tiempo, los niños pueden crecer creyendo que estas actitudes hacia los animales son normales, aunque ellos perciban que la situación es triste e injusta.

Por el contrario, si se les enseña a respetar a los animales, sea o no su mascota, ellos crecerán con actitudes de respeto y bondad, no serán abusivos y por tanto, crecerá más felices.

Por Berenice Villatoro