Categories
Así Crece

Los niños y el cambio de horario

El cambio de horario puede afectar el reloj biológico y comportamiento de los niños, según estudios. Descubre cómo puedes ayudarlo a superar este cambio.

El cambio de horario puede afectar el reloj biológico y comportamiento de los niños, según estudios. Descubre cómo puedes ayudarlo a superar este cambio.

Según estudios de la Asociación Española de Pediatría, el cambio de hora puede afectar el reloj biológico de los niños, ocasionándoles comúnmente trastornos de sueño.

 

Aunque se trate solamente de una hora, esta medida puede afectar el ritmo de los niños más pequeños. El grupo especializado en sueño de la Asociación Española de Pediatría (AEP), declara que todas las personas, pero especialmente los niños, son los más afectados por estos cambios: ?su reloj biológico puede tardar varios días, e incluso semanas, a adaptarse al nuevo horario?.

 

También pueden presentar cambios de humor en los primeros días del cambio, tales como mal humor, irritabiliad, ansiedad y apatía. La falta de apetito también es común en niños. especialmente en los bebés.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿El Horario de Verano afecta a los niños?

 

 

 

 

 

Conforme van creciendo, estos signos van desapareciendo en los niños, pues su capacidad de adaptación a los horarios va aumentando con la edad. Sin embargo, hay formas en que se puede reducir el impacto del cambio de horario

:

 

Los especialistas recomiendan ir acostumbrando poco a poco a los niños al nuevo horario antes de que se produzca. Por ejemplo, retrasando 15 minutos el horario de todas las rutinas del niño (comer, dormir y levantarse, principalmente).

 

El mejor momento para preparar a los niños para el nuevo horario es con un semana de antelación. Es importante que toda la familia se adapte a esta medida. Así le resultará más fácil a todos y sobretodo al pequeño.

 

No hay que dejar de platicarles en qué consiste el cambio de horario, y explicarles por qué anochecerá o amanecerá a una hora distinta.

 

NO TE PIERDAS: Claves para despertar a tus hijos temprano