Categories
Así Crece

¿No sabes cómo explicar de dónde vienen los bebés?

Olvídate de los prejuicios y cuentos, permite que tus pequeños conozcan realmente sobre educación sexual.

Olvídate de los prejuicios y cuentos, permite que tus pequeños conozcan realmente sobre educación sexual.

En ocasiones pareciera que nos sentimos rebasados y ruborizados ante ciertas preguntas de nuestros hijos. Posiblemente la más particular sea ¿de dónde vienen los bebés? Y aunque hemos repasado una y otra vez en nuestras cabezas qué responder, en ese momento por lo general nos quedamos sin palabras.

 

Es verdad que los niños ya no son como antes, cada vez más buscan respuestas que cumplan con su necesidad y expectativas, por ello no sólo debemos ser conscientes de ello, sino que también nos toca prepararnos mejor.

 

Cuando nuestro pequeño llega con esa interrogante, lo primero que debemos pensar es que ya quedaron atrás esos cuentos e historias de la cigüeña, París, etc., ya que hoy los pequeños tienen acceso por todos lados a la información y salir con una historia así sólo nos deja mal parados.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué dicen que los bebés vienen de París?

 

 

 

 

Un buen ejemplo sobre cómo abordar esa interrogante podemos tomarlo de países con una mayor apertura sobre el tema, como lo hacen en Dinamarca, en donde se han dado cuenta que entre más directos explícitos son con los niños, los ayuda a formarse una imagen sexual de sí mismos más saludable.

 

Esa es la opinión de los especialistas, pues convienen en decir que tener la apertura de decir las cosas por su nombre y como son, brinda a los pequeños mayor confianza para expresar sus dudas reales. Además, la educación sexual es básica desde temprana edad para prevenir futuras consecuencias como embarazos no deseados o riesgos, especialmente de abuso sexual infantil.

 

Pese a ello, está bien aceptar como padres que no sabemos por dónde o cómo comenzar. Una buena alternativa son los libros especializados para niños, también hay videos y otros materiales de los que podemos echar mano. Ahora ya lo sabes, comienza por despejar tus propias dudas para que puedas brindarles la información que ellos necesitan.  

 

NO TE PIERDAS: Motiva en tus hijos mejores formas de expresarse a través de la poesía