Categories
Así Crece

¿Por qué debes debes evitar las papas fritas en la dieta de tu hijo?

Una reacción química que se produce durante la cocción de las papas fritas puede dañar la salud de tu hijo. ¡Toma nota!

Una reacción química que se produce durante la cocción de las papas fritas puede dañar la salud de tu hijo. ¡Toma nota!

Las papas fritas y el pan tostado puede ser la comida favorita de tus hijos, pero de acuerdo con un estudio realizado por la Agencia de Estándares Alimentarios (FSA) podría estar pasando algo serio en su salud por consumir alimentos con almidón.

 

Si bien hace tiempo se sabe que el exceso de cocción puede hacer que algunos alimentos se tornen cancerígenos, el informe entra en nuevos detalles acerca de los peligros planteados por la acrilamida, una sustancia química peligrosa que se forma cuando se cocinan los alimentos con almidón.

 

La acrilamida, que puede conducir al cáncer y dañar el sistemas nervioso y reproductivo, no es una sustancia química que se agrega a los alimentos durante los procesos de fabricación o cultivo, más bien, es un producto-totalmente natural de la cocción, que se forma durante una reacción química entre los amino ácidos y azúcares. Esta reacción, denominada reacción de Maillard, a menudo se produce cuando los alimentos que contienen alto contenido de almidón se cocinan a temperaturas elevadas, incluyendo freír, asar, y hornear.

 

De hecho, entre más caliente y más tiempo de cocina determinará la cantidad de acrilamida que estás produciendo, por lo que los alimentos quemados y ennegrecidos son particularmente altos en la sustancia tóxica. Los tipos de alimentos en los que la acrilamida se encuentra generalmente incluyen patatas, pan y tostadas, tortas y galletas y café.

 

TE INTERESA: Nutrientes necesarios en la dieta de los niños. 

Foto: iStock

Científicos señalan una amplia gama de factores que pueden influir en la cantidad de acrilamida en los alimentos, además de cocinar, incluyendo el almacenamiento, la frescura, y la relación de la superficie.

 

“Sin embargo, las papas fritas y las tostadas tienen los más altos niveles de acrilamida y se veían notablemente más oscuros que las muestras correspondientes con los niveles más bajos”, afirman los investigadores de la FSA.

 

La FSA no está diciendo que tienes que dejar de comer determinados alimentos, pero ofrecen estos tres consejos clave para mantener su consumo de acrilamida abajo:

 

1.  Las papas fritas que se cocinan deben de tener  un color dorado claro.

 

2. El pan tostado tiene que tener un color claro más aceptable.

 

3. Las instrucciones de los fabricantes para freír o alimentos al horno de calefacción, se deben seguir cuidadosamente.

Conoce las mejores recetas de cocina en Cocina Fácil

SIGUE LEYENDO: La alimentación de los niños listos. 

Fuente: Muy Interesante