Categories
Así Crece

Estudios revelan por qué las niñas prefieren el color rosa y los niños el azul

Cultural o biológico, la ciencia nos responde.

Cultural o biológico, la ciencia nos responde.

Aunque antiguamente no se definía ningún color para las niñas y otro para los niños. Se cree que todo comenzó por la creencia de que el azul remediaba ciertos males y otorgaba protección, y durante varios siglos se utilizó ese color en prendas de los varones, para dale esa fortaleza que se relaciona con la masculinidad. En cuanto al rosa de las niñas, la leyenda dice que las niñas son flores que nacen bajo los pétalos de las rosas y asocian dichas flores con Venus, la diosa del amor.

 

Pero en 2007, un grupo de investigadores de la Universidad de Newcastle, solicitó a un grupo de hombres y mujeres que escogiera entre unos rectángulos de colores. Los dos géneros prefirieron diversos tonos de azul, pero las mujeres mostraron mayor preferencia que los hombres por los tonos rojizos. Tal y como explica Christian Jarret en su libro Grandes mitos del cerebro: ?Los investigadores especularon que a lo largo de la historia las mujeres se habían especializado más en la recolección de frutas que en la caza, y que esto "respalda la preferencia femenina por los objetos más rojos que el entorno".

 

Pero en 2011, un estudio realizado por Vanessa LoBue y Jud y DeLoache, donde presentaron a 192 niños y niñas de entre siete meses y cinco años de edad varios pares de objetos pequeños de distintos colores. A partir de los dos años de edad, las niñas prefirieron el rosa, y los niños lo rechazaban.

Pero esa tendencia no aparecía antes de los dos años de edad, que es cuando se empieza a ser consciente del género.

 

Además, parece ser que culturalmente la asociación de esos colores al sexo varón y hembra es bastante reciente, ya que según investigaciones de Marco Del Giudice, de la Universidad de Turín, las frases "azul para niños, "rosa para niñas", empezaron a aparecer hacia 1890 y según historiadora Jo B. Paoletti: antes de la primera guerra mundial se optaba simplemente por el blanco y no por los colores pastel. De hecho, por aquel entonces el rosa era el color de los niños, al ser "más decidido y fuerte", mientras que las niñas debían vestir el azul, ?más delicado y amable?. Ya que el rosa se asociaba al rojo, el color de la sangre y del vigor.