Categories
Así Crece

¿Por qué los niños generan más mocos que los adultos?

Aunque son una señal inequívoca de que existe una infección, hay una razón por la que los niños generan aún más.

Aunque son una señal inequívoca de que existe una infección, hay una razón por la que los niños generan aún más.

Las mucosidades o llamados mocos son una de las primeras señales de la presencia de gripa o alguna infección respiratoria, en niños y adultos. Son uno de los mecanismos de defensa que tiene el organismo que ayudan a proteger a los niños de los agentes externos que pueden causarle una infección. Cuando las mucosas detectan un virus o una bacteria, se irritan y empiezan a segregar mocos, los cuales se encargan de capturar los gérmenes y expulsarlos de nuevo al exterior. Así que, los mocos logran que los gérmenes no entren en el cuerpo y sigan creciendo y reproduciéndose.

 

En el caso de los niños, este mecanismo se activa con más frecuencia ya que su sistema inmunitario aún es inmaduro y necesita crear sus propios anticuerpos para evitar la entrada de patógenos al organismo, por eso a medida que crecemos, el sistema inmunitario se fortalece y se producen menos mocos. Así que, los mocos no solo son efectivos para evitar las infecciones sino también para combatirlas.

 

Pero hay casos en los que la mucosidad excesiva se debe a un mal funcionamiento del sistema inmunitario, como sucede en las alergias, aunque también son como un sistema de defensa.