Categorías
Así Crece

Anafilaxia en niños, una fuerte reacción alérgica

La anafilaxia es una reacción que puede poner en peligro la vida de los niños con alergias graves. Conócela.

La anafilaxia es una reacción que puede poner en peligro la vida de los niños con alergias graves. Conócela.

Es común que los niños comiencen a padecer ciertos tipos de alergias a edad temprana: algunas pueden combatirse con tratamientos y ser anuladas totalmente, y otros tendrán que lidiar con ellas por más tiempo.

 

Sin embargo, hay alergias graves que pueden presentar reacciones de forma súbita y poner en riesgo la vida de los niños. A esta reacción se le conoce como anafilaxia. El niño afectado puede tener las sensación de que se le cierra la garganta o incluso se puede sufrir un desmayo.

 

La buena noticia es que la anafilaxia no es frecuente y se puede controlar si se trata de manera adecuada. Se debe tener sumo cuidado con los niños con alergias graves, especialmente aquellos que son alérgicos a picaduras de insectos, alimentos varios, vacunas o medicamentos.

 

Un cuadro de anafilaxia puede desencadenar síntomas en la piel el sistema digestivo respiratorio y cardiovascular. Si esta reacción alérgica se manifiesta en dos sistemas, por ejemplo, una urticaria y un dolor de estómago al mismo tiempo, se debe considerar como una emergencia médica.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿Cuáles son las alergias en niños más comunes?

 

 

 

 

 

Los signos más frecuentes en un niño propenso a sufrir un ataque de anafilaxia son los siguientes:

 

-Dificultad para respirar

-Opresión en la garganta o cierre de las vías respiratorias

-Problemas para hablar como ronquera o ahogamiento

-Respiración sibilante o resuello

-Tos y congestión nasal

-Frecuencia cardiaca acelerada

-Distintos tipos de sensaciones en la piel, como picor, cosquilleo, hormigueo, hinchazón o enrojecimiento de la piel.

 

El tratamiento que se le debe dar a un niño con anafilaxia debe ser inmediato, pues tiende a empeorar de forma acelerada. Es importante no asustar al pequeño y tratar de tranquilizarlo para que la anafilaxia no progrese todavía más.

 

Recuerda que para tratar esta reacción, lo mejor es que reciba la atención médica necesaria.

 

TE PUEDE INTERESAR: Alergia a todo