Categorías
Así Crece

Sobrevive a los cambios de los dos años

Descubre cuáles son las nuevas habilidades y destrezas que tu peque desarrollará durante esta etapa.

Descubre cuáles son las nuevas habilidades y destrezas que tu peque desarrollará durante esta etapa.

Ordena su mundo

 

A veces los peques de dos años no saben qué hacer primero, son muchos los estímulos, ideas y conocimientos que pasan por su mente. Toman la iniciativa de poner orden ellos mismos en este caos estructurando su pequeño mundo. Con reglas que se inventan. Aunque puede que a los padres les parezca algo obsesivo, están estimulando a su hijo cuando entran en el juego.

 

El niño insiste en que el día a día tenga las mismas rutinas, prefiere escuchar cada vez de nuevo la misma historia a la hora de dormirse. Estas rutinas no solo calman al niño sino que le facilitan también la comprensión de los primeros principios matemáticos. Reconoce ahora categorías (animales, plantas, muebles) y estructuras geométricas básicas como círculos y rectángulos. Y se decanta por juntar cosas semejantes: peluche con peluche, pelota con pelota…

 

Asimilar las emociones a modo de juego

 

El niño se guía en sus descubrimientos anteriores sobre todo por los estímulos exteriores. Ahora cada vez más juegos nacen en su cabeza debido a que sus pensamientos son cada vez más abstractos. Lo más representativo son los juegos "hacemos como si…", mediante los cuales puede asimilar sus miedos y experiencias. Por eso, el osito de peluche tiene que permanecer delante de su desayuno de plastilina hasta que se lo haya terminado.

 

¿Cómo estimular su desarrollo?

 

1. Procura que tenga contacto con niños de la misma edad.

 

2. Juego de cantidades: llena un bol con cierta cantidad de canicas y otra cantidad de canicas en una segunda, ¿dónde hay más?
3. Crea oportunidades para que tu hijo ordene: los cubiertos, los calcetines según el color, etc.

 

4. Experimenta con él: ¿cuánta arena entra en la primera taza, cuánta en la segunda?

 

5. Responde a sus preguntas. Si no sabes las respuesta, búsquenla juntos en Internet o libros.

 

6. Habla con tu hijo sobre las emociones como la ira, la tristeza, la alegría y el dolor.

 

7. Cuando le leas un libro en voz alta, permite que el niño comente lo que sabe sobre los objetos representados en los dibujos.