Categories
Así Crece

Tips para darle la medicina a tu peque

Dar las medicinas a un bebé puede ser una auténtica pesadilla. Sin embargo, hay truquitos para que las acepte mejor. ¡Toma nota!

Dar las medicinas a un bebé puede ser una auténtica pesadilla. Sin embargo, hay truquitos para que las acepte mejor. ¡Toma nota!

Lo primero, sé paciente. Cuando un bebé está enfermo, se encuentra molesto e irritable y hay que entenderlo, aún es pequeño. Por eso, es recomendable que busques un momento tranquilo (después del baño, tras una siesta?) para darle la medicina con cariño y ternura.

 

Si se mueve, lo sujetamos con suavidad, nunca forzándolo. También puedes entretenerlo con un juguete. De hecho, suele funcionar dejarle su osito preferido o pedir a papá que le haga alguna monería. Y ahora ya sí, toca darle la medicina. Para ello, es interesante que tengas en cuenta estos trucos:

 

Si es jarabe

 

1. Con jeringa o gotero. Toma al niño como si fueras a darle el biberón, inclina su cabeza hacia tu pecho y le mete la punta de la jeringa a un lado de la boca. Mécelo.

 

2. Con cuchara. Hay que sujetar las manos del niño para que no dé un manotazo. Después, baja ligeramente su barbilla e introduce la cuchara sobre el labio inferior. Dale poco a poco el jarabe.

 

En forma de gotas

 

– En los ojos. Limpia sus ojos usando gasas distintas para que la infección no pase de uno a otro. Orienta la cabeza del niño hacia arriba y dejamos caer la gota sin tocar el párpado o la pestaña con el dosificador.

 

– En los oídos. Con el peque acostado, tira de su orejita ligeramente hacia atrás y echamos las gotas. Hay que intentar que permanezca así hasta estar seguros de que las gotas han entrado. Para que el líquido frío no le sobresalte al entrar en el oído, puedes calentar un poco el tarro con las manos.

 

– Vía oral. Si lo acepta, puede tomar las gotas directamente de la cuchara. Si escupe su contenido, puedes usar un gotero: al caer en la garganta, tendrá que tragarlas.