Categories
Así Crece

3 tips para prevenir la otitis del nadador en los niños

¿Tu hijo tiene natación en la escuela? Puede ser que le pase, así que sigue leyendo.

¿Tu hijo tiene natación en la escuela? Puede ser que le pase, así que sigue leyendo.

Muchos niños practican natación en la escuela y puede ser común que suceda este problema. Pero ¿cuál es la mejor manera de prevenir la otitis del nadador?

 

La otitis del nadador es una infección que con frecuencia se trata con gotas para los oídos de venta bajo receta médica. Para prevenir la otitis del nadador:

 

Mantén los oídos secos. Dile a tu hijo que debe usar tapones para los oídos cuando nade. Después de nadar, seca las orejas de tu hijo, limpiando delicadamente el oído externo con una toalla suave, o usa un secador de cabello. Coloca el secador de cabello en la configuración más baja y sostenlo al menos a un pie (alrededor de 30 centímetros) de distancia de la oreja.

 

Tratamiento preventivo en el hogar. Si tu hijo no tiene los tímpanos perforados, usa gotas para los oídos caseras a modo de prevención antes y después de nadar. Una mezcla compuesta por mitad de vinagre blanco y mitad de alcohol para uso tópico podría ayudar a secar los oídos y prevenir el crecimiento de bacterias

u hongos que pueden provocar otitis del nadador. Aplica una cucharadita (alrededor de 5 mililitros) de la solución en cada oído y luego deja salir el líquido. Puedes encontrar soluciones similares y de venta libre en la farmacia.

 

Evita poner objetos extraños en el oído de tu hijo. No uses hisopos de algodón en los oídos de tu hijo, que pueden empujar el material más hacia el fondo del canal auditivo, irritar la piel fina dentro del oído o lastimarla.