Site icon Padres e Hijos

¿Un ajuar heredado?

¿Un ajuar heredado?

¿Un ajuar heredado?

Qué debes tener en cuenta si te regalan cosas usadas para tu bebé.

Que los pequeños de la casa se merecen lo mejor de lo mejor se da por entendido. Pero, ¿quiere decir que es necesario comprar una sillita para coche nueva, una carriola último modelo o estrenar una cuna para que tus hijos se sientan príncipes? La opinión de los pediatras es que no. Muchos de los artículos del bebé se pueden heredar de hermanos, primos, vecinos… sin el menor problema. Tan solo hay que aplicar el sentido común jubilando aquello que esté en mal estado o que no cumpla con la normativa. Para el resto, basta con revisar que todo esté en orden. ¿En qué hay que fijarse? ¿Se puede heredar todo?

 


Silla para el coche

No es necesario comprar una nueva siempre que la prestada cumpla con los lineamientos de seguridad. Para saberlos, solo hay que buscar la etiqueta que deben llevar todas las sillas para el coche. Ahí aparecerá el distintivo. Además debes preguntar si alguna vez, el coche en el que estaba montada, nunca sufrió un accidente. En este caso, no la aceptes. Por lo demás, si es la adecuada para el peso de tu hijo (en esa misma etiqueta aparece el grupo de peso para el que está fabricada), tan solo hay que comprobar que se ajusta bien a tu automóvil, que no tenga problemas de sujeción y tiene la carrocería en buen estado.

 


La bañera

las bañeras de plástico no suelen presentar desperfectos después de que se han usado, pero sí debes fijarte que la goma antiderrapante siga funcionando para que tu nene esté seguro durante la hora de su baño.

 


La cuna

Es el lugar en el que pasará más tiempo durante los primeros meses, pero crecerá igual de sano y cuidado en una heredada que en otra nueva. Tan solo debes vigilar que cumpla con las normas de seguridad, que entre otras, se encuentra que los barrotes deben estar separados uno de otro  una distancia de 45 a 65 milímetros, que las esquinas deben estar redondeadas sin aristas afiladas y que al menos dos de las cuatro ruedas (si es que las tiene) debe tener frenos para evitar desplazamientos cuando tu bebé se mueve. También debes echar un vistazo al colchón, que, dependiendo del tipo de uso que se le haya dado 8los bebés pueden usar la cuna hasta los dos años, cuando muchos empiezan a saltar sobre el colchón), puede presentar alguna deformidad. En ese caso, es mejor comprar uno nuevo.

 


La ropa

La mayoría de las prendas suelen estar como nuevas: los niños crecen tan rápido que ni siquiera les da tiempo de estrenar toda la cantidad de ropa que reciben en cuanto nacen. Heredar ropa no supone ningún problema, especialmente si el tejido es de algodón 100%, que soporta muy bien tanto el paso del tiempo, como el uso.

 


La periquera

No hay ningún inconveniente en que se use una prestada o heredada, siempre y cuando el mecanismo para abrir y cerrar el cinturón de seguridad funcione perfectamente, el tejido que recubre al respaldo esté en buenas condiciones y el mecanismo de altura regulable, si lo tiene, funcione sin problemas.

 


La carriola

Tampoco hay problema en que utilice una silla hereda si sigue cumpliendo la normativa vigente de seguridad. Pero antes de usarla, hay que revisar unas cuantas cosas: que los cierres de los arneses de seguridad estén en buenas condiciones, que los frenos funcionan sin problema y que el asiento siga manteniendo su rigidez. Otro punto a tener en cuenta es la colchoneta, la parte blanda de la silla, que dependiendo de cuánto se haya usado, puede estar más o menos gastada, sobre todo en la zona donde el pequeño apoya las piernas. Las sillas que se fabrican actualmente suelen utilizar materiales duraderos y consistentes, así que habitualmente una usada por otro niño durante un par de años estará en perfectas condiciones. Pero si ha pasado por varias manos en lo últimos años, es posible que la vestidura esté tan usada que haya que cambiarla.

Exit mobile version