Categories
Así Crece

Las uvas, la tercera causa de ahogamiento en los niños

Aunque es una fruta muy saludable y con muchos beneficios, ¡debemos tener cuidado

Aunque es una fruta muy saludable y con muchos beneficios, ¡debemos tener cuidado

La alimentación de nuestros hijos es lo más importante y evitamos ciertos alimentos poco saludables y preferimos ofrecerles frutas y verduras, pero lo que muchos papás no saben es que aunque algunos sean sanos, pueden ser peligrosos, como es el caso de las uvas. Este fruto que parece inofensivo es la tercera causa más común de ahogamiento infantil, detrás de las salchichas y los caramelos.

 

Las uvas suelen ser más grandes que las vías respiratorias de los niños y como no tienen todos sus dientes, no pueden masticar adecuadamente, y su reflejo de deglución aún es inmaduro. Si se tragan una uva entera, fácilmente puede quedarse atascada en sus vías aéreas y causar asfixia.

 

En un artículo publicado en Archives of Disease in Childhood, los especialistas describen tres casos de niños pequeños que necesitaron tratamiento urgente tras la ingesta de uvas. Lamentablemente, dos de ellos fallecieron.

 

¿Cómo prevenirlo?

 

Para evitar que suceda alguna tragedia, debemos tener en cuenta lo siguiente:

 

¡Córtalas correctamente! Una uva entera, o mal cortada (por la mitad), puede causar que tu hijo se ahogue. Para bebés y niños pequeños, se deben cortar en cuatro trocitos, o a la mitad a lo largo.

 

Nunca se las des completas si tu peque tiene menos de cinco años.

 

Puedes introducir las uvas a partir de los 6 meses, pero éstas no deben tener la piel ni semillas, y de preferencia en forma de papilla. Algunos expertos sugieren no darlas hasta los tres años de edad.

 

¡Aprende primeros auxilios! Los especialistas coinciden en que muchos casos de asfixia infantil pueden resolverse con técnicas adecuadas como la maniobra de Heimlich.

 

¡Mantente atenta! Aunque tu hijo tenga más de cinco años, debes tener en cuenta que no todos los niños mastican bien la comida cuando están apurados, o se distraen fácilmente.

 

Ten mucho cuidado si les das uvas mientras están en el auto. La vigilancia a la hora de comer debe ser una prioridad, sin importar la edad de tus hijos.

 

No se las mandes en el lunch escolar ya que no estará bajo tu vista.