Categorías
Así Crece

Vómitos en los niños

Es un problema muy común en la infancia y debes conocer los motivos para ayudar a tu niño

 

Edición Mayra Martínez Asesoría Dr. Manuel Moreno Villares

 

El vómito o expulsión por la boca del contenido del aparato digestivo es un problema muy frecuente en los niños. Es recomendable que a pesar del desastre en ropa, piso o cualquier superficie, acompañes a tu hijo en esta desagradable experiencia con serenidad. Si le demuestras cariño, le infundirás tranquilidad.

SÍNTOMAS DEL VÓMITO

Es normal que antes de vomitar, tu pequeño…
Se sienta mal
Tenga dolor de estómago
Se ponga pálido
Padezca sensación de mareo.
Tenga fiebre ligera.
Presente diarrea.

 

 

8 TIPS PARA AYUDAR A TU HIJO

Observa su estado general (bien, decaído, molesto, enfermo…) y si el vómito se acompaña de otros síntomas como diarrea, dolor de cabeza o estómago, visión borrosa, erupción en la piel y sangre en las heces.

Lleva un registro de los vómitos, es decir, cuándo ocurren: antes o después de ir a la escuela, en época de exámenes, en vacaciones, tras comer cierto alimento…

Consulta al pediatra, no lo automediques.

Evita la deshidratación (pérdida de agua y sales minerales). Si le ves los labios y la boca resecos, tiene la lengua pastosa, ausencia de lágrimas, está adormecido, tiene llanto excesivo y no moja los pañales, recurre al suero oral; si no lo asimila, llévalo a urgencias lo antes posible.

Espera una hora antes de darle algún alimento, nunca lo obligues a comer.

Si toma pecho, continúa ofreciéndoselo; le ayudará porque contiene todo lo necesario para evitar la deshidratación.

Si piensas que es por estrés, interésate en sus problemas; escúchalo y eso lo ayudará a mejorar.

Posterior al vómito, por dos días dale una dieta blanda (arroz blanco, pescado hervido, puré de zanahoria, manzana rallada…).

 

 

CAUSAS

Un empacho por haber comido más de la cuenta.

Síntoma común de infección de estómago.

Estrés en el colegio o casa.

Alergia o intolerancia a algún alimento.