Categorías
Padres e Hijos

El 95% de los padres tiene un hijo preferido y el 5% restante, miente

Sin darte cuenta, sí puedes tener un hijo preferido, aunque no lo creas. Así lo señala Jeffrey Kluger, autor de los libros El efecto de los hermanos y Por qué a mamá le gustas más tú. Te contamos más acerca de este tema. 

El 95% de los padres tiene un hijo preferido y el 5% restante, miente

Esta afirmación del periodista se basa en investigaciones donde se analizó la dinámica familiar. Entre ellos, el trabajo de Catherine Conger, de la Universidad de California (Estados Unidos), quien tras visitar a unas 400 familias para conocer sus interacciones, concluyó que «el 65% de las madres y el 70% de los padres muestran preferencia por uno de los hijos, usualmente el mayor».

El inconsciente tiene mucho que ver y existen varios patrones distintos a la hora de que papá y mamá se inclinan por alguno, entre los más comunes son:

  • Se «reparten» los hijos y el varón es el preferido de mamá mientras que las niñas son las favoritas de papá.
  • Se pueden ver proyectados en alguno de los hijos, el que se parece más y en el que ven una posible «versión mejorada» de nosotros mismos.
  • Se pueden proyectar en la pareja, en algún familiar ya fallecido o en alguien que se quiere mucho.
  • Inconscientemente nos sintamos más preocupados por el hijo menos parecido a nosotros, porque buscamos entenderlo más.
  • Hay hijos que llegan en un momento vital determinado para «llenar un vacío»  de algo o de alguien.
  • Frecuentemente es el hijo mayor el favorito porque es el hijo al que dedicas más dinero, recursos, atenciones.
  • Aunque, el menor también tiene posibilidades de ser favorito, por una especie de compasión, porque el pequeño es el que más necesita a los padres

Y aquí entre nosotros mamá, ¿sí tienes inclinación por alguno de tus hijos?

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Crea entre tus hijos una buena relación de hermanos

 

Categorías
Embarazo

Prevé las estrías durante el embarazo con estas cremas

Prevé las estrías durante el embarazo con estas cremas

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

Para evitar las estrías durante el embarazo, cambia tu rutina de belleza.

Prevé las estrías durante el embarazo con estas cremas

¿El secreto? Busca cremas que combinen ciertos ingredientes naturales para hidratar tu piel.

Aceite de coco

El aceite de coco, que además de ser natural, hidrata la piel y estimula la producción de leche según algunos estudios, al tener ácido láurico, es un producto más que bueno para la evitar las molestas y cero estéticas estrías.

TIP: consulta a tu médico para aplicar cualquier crema y prefiere las que tienen ingredientes naturales.

Caléndula, lavanda o manzanilla

Un aceite para calmar la comezón con vitamina E, colágeno y elastina, que provoca la piel seca en esta etapa, la cual si se llega a rascar podría provocar el surgimiento de éstas. Es importante adquirir un aceite rico en omega y cítricos que posean caléndula, lavanda, romero y manzanilla, ingredientes que también combaten la inflamación.

TIP: después de aplicar estos, que se pueden aplicar a la vez, o alternar para que la piel no se acostumbre.

Aguacate o cera de abeja

Hidratan al máximo la pancita así como torso.

Mira los beneficios de la miel

15 propiedades de la miel de abeja

Aceite de almendras y manteca de karité

Contienen colágeno, vitamina E y elastina ideal para prevenir, y reducir las estrías, mientras que la última tiene biopéptidos, que restauran la piel y la reafirma.

Algas marinas

Son ricas en sílice, el cual ayuda a disminuir la comezón.

TIP: Los expertos en belleza recomiendan el uso de cremas con ingredientes naturales en el embarazo que tengan: aceite de argán, de almendra, colágeno, elastina, lavanda, manteca de cacao y vitamina E.

Aplica estas cremas al menos tres veces al día, al levantarte, después de bañar y al acostarte, mantendrán tu piel hidratada.

Recuerda que una alimentación rica en nutrientes ayuda a todo tu cuerpo. 

¿Te han salido estrías en el embarazo?

Foto: Getty Images

Mira cómo cuidar tu cabello…

10 tips para no perder cabello después del embarazo

Categorías
Ser Mamá

5 consejos para despedirte de tu hijo sin que llore

Si siempre que ya vas a salir de casa para ir a trabajar tu hijo comienza un gran berrinche, estos consejos son para ti. ¡Adiós lágrimas! Mira cómo despedirte de tu hijo sin que llore.

Es muy común que las mamás se sientan culpables cuando tienen que regresar al trabajo y tienen que separarse de sus hijos. Sin embargo, recuerda que ser una mujer profesionista no está peleado con tu papel de mamá, el que vayas a trabajar no significa que estés abandonando a tu hijo y mucho menos que esto provoque un daño emocional gravísimo e irreparable en él.

Al contrario, tienes la oportunidad de enseñar a tus hijos e hijas que eres una mujer que puede ser exitosa en lo laboral y ser la mejor mamá del mundo, ¡al mismo tiempo!

Si tu hijos está llevando mal tu ausencia, la solución no radica en que dejes de trabajar. Habla con él y explícale los motivos por los cuales vas a trabajar; habla con el corazón y verás como él te entenderá.

Cómo decir adiós sin que tu hijo llore

1. Un día antes prepara junto a tu hijo la cena, el lunch, revisa sus tareas, etc. El objetivo es que te hagas presente en su día a día.

2. Siempre sonríe cuando te vayas, evita las caras tristes y de preocupación. No hay por qué hacerlo, vas a trabajar y en la tarde regresarás contenta a casa. ¡Olvídate de la idea del abandono!

3. Cuando te despidas, dale un beso grande y dile que «disfrute su día», «qué la pase genial» en lugar de hacer un «drama» y decirle que los vas a extrañar o que la vida es injusta porque te vas.

4. No prolongues la despedida; entrar y salir sólo empeorará la situación. Si dices adiós, te marchas. Si tu hijo se queda muy mal, justo antes de irte prométele que llamarás en cuando llegues al trabajo (o antes de meterte en el coche) para comprobar que ya está jugando (y lo haces, claro).

5. Usa la tecnología a tu favor; llama para saber como va todo, mándale un mensaje donde le digas cuánto lo quieres, haz un video chistoso de tu trabajo, comparte con ellos tus logros, etc.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

4 técnicas para serenarte y poder ayudar a tu hijo en berrinche

Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Padres e Hijos

5 claves para lograr que tu hijo duerma la siesta

Reforzar el sueño nocturno con una o dos siestas diurnas ayuda a tu hijo a asimilar mejor el aprendizaje y a estar más fresco y de mejor humor por la tarde. ¿Las claves? Te compartimos cómo lograr que tu hijo duerma la siesta. 

A los dos años, todavía es muy conveniente que tu hijo duerma la siesta a lo largo del día.

Se avecina una época de grandes cambios: tu hijo comienza a ir al baño solo, a vestirse sin la ayuda de papá o mamá y, en muchos casos, empieza la guardería. Para enfrentarse a todo esto necesita estar descansado.

1. ¿Cuánto necesita dormir durante la siesta?
Entre los seis meses y el año se consolida el sueño nocturno, y lo habitual es que empiece a dormir de corrido por la noche. A los dos años sigue necesitando entre una y dos siestas diurnas para completar el sueño. A esta edad duerme una media de 12 horas diarias, de las cuales diez suelen ser nocturnas y dos diurnas. A medida que crece, el número de horas se reduce. Así, a los cuatro años duerme diez horas y media.

2. ¿Por qué es tan necesaria la siesta?
La siesta no sólo le ayuda a «recargar las pilas» a mitad del día, también le facilita el aprendizaje. Porque al estar más descansado, asimila mejor los descubrimientos de la tarde. Le ayuda, además, a llegar más relajado a la hora de meterse a la cama por la noche, lo que sin duda hará que disminuyan las clásicas peleas con un pequeño que está de malas porque tiene tanto sueño que no se puede dormir.

3. ¿Cuánto debe durar la siesta?
Si el pequeño toma dos siestas al día cada una podría durar entre 45 y 60 minutos. Y si toma solo una, no deberá prolongarse más de dos horas; no obstante, estos son valores aproximados. Cada pequeño es un mundo y tiene sus propias necesidades. Lo más recomendable es que observes a tu hijo atentamente para conocer y determinar lo que es mejor para él en cada momento.

4. ¿A qué hora dormirla?
Lo mejor es que haga varias siestas y que la primera sea a media mañana, tres o cuatro horas después de que el niño se haya levantado. Para entonces, ya habrá jugado, experimentado y es muy posible que necesite reponer fuerzas para llegar descansado a la hora de la comida.

5. Siempre a la misma hora
Conviene establecer un horario fijo de siesta para que el niño forme el hábito y tenga sueño siempre a la misma hora. No pasa nada si un día no hace la siesta. Los dos años están llenos de cambios, así que tiene flexibilidad para aprender a nuevas cosas. Eso sí, siempre que estas variaciones sea ocasionales, porque si son constantes perderán las rutinas que tanto te ha costado conseguir.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Siestas, ¿qué hacer cuando tu hijo no quiere dormirlas?

Categorías
Así Crece

5 dudas sobre los primeros dientes de tu hijo

Su aparición no provoca fiebre ni diarrea, pero sí cierto malestar, normal y pasajero. Aquí te compartimos algunas de las dudas sobre los primeros dientes, que hemos solucionado para ti.  

Dudas sobre los primeros dientes

1. ¿Se pueden usar pomadas antiinflamatorias?

Sí, pero estas cremas no siempre son eficaces por el exceso de saliva que hay en la boca del bebé. Además, muchas contienen azúcares en sus excipientes. Unas gotas de paracetamol sobre la encía, o un antiinflamatorio, como el ibuprofeno, para bajar la hinchazón, pueden aliviarlo. En cualquier caso, antes de dar al bebé un medicamento hay que preguntar al pediatra.

2. ¿Cuándo hay que consultar al dentista si no han salido los dientes?

Aunque la causa puede ser hereditaria, si en el primer cumpleaños todavía no le ha salido ningún diente, puede existir un retraso que debe evaluar el pediatra. Si el pequeño tuviera una talla o peso por debajo de lo normal o la cabeza demasiado grande, el especialista evaluará si la ausencia de dentición se debe a la existencia de algún síndrome más complejo, como el hipotiroidismo.

3. ¿Es normal que los tenga separados?

Sí, esta separación es más llamativa sobre los 4 años, pero no es definitiva. Los dientes permanentes que saldrán después son más grandes y harán desaparecer estos espacios interdentales.

4. ¿Hay que llevarlo al dentista si se rompe un diente?

Aunque no hay que alarmarse, lo mejor es hacer una visita al dentista para descartar problemas mayores en la boquita del bebé. A veces, si el borde roto ha quedado afilado, el odontólogo optará por suavizarlo o rellenarlo con un empaste. Si el diente se ha movido de su sitio, tiene una manchita rosa o le duele pasados unos días, puede que la fractura haya alcanzado el nervio. En ese caso, el dentista decidirá si conviene extraer el diente al completo o tratar el nervio (pulpotomía).

5. ¿Por qué son importantes los dientes de leche si acabarán cayéndose?

Aunque están destinados a caerse y ser sustituidos por los definitivos, de ellos depende la correcta coordinación de las arcadas superior e inferior en el futuro. Mientras permanecen en la boca, les están guardando el sitio a los permanentes. Por eso, cuando una pieza se cae prematuramente, se pone un aparato que ocupa su espacio. La falta de cuidados puede repercutir negativamente en los que vendrán después.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Papillas para calmar el dolor de los dientes

 

Categorías
Padres e Hijos

Cómo preparar a tu hijo para un examen

¿A tu hijo le cuestan trabajo los exámenes? Se pone nervioso, se le complica memorizar las lecciones, se distrae fácilmente al estudiar… Te decimos cómo preparar a tu hijo para un examen, pues tal vez a ti ya te suene muy lejano todo aquello de las pruebas, tareas y trabajos finales, pero para tu hijo es un constante reto.

Apóyalo no sólo para que salga con buenas notas, sino para que disfrute al máximo su etapa escolar.

Aquí te dejamos unos consejos para que apoyes a tus pequeños en temporadas de exámenes:

1. Alimentación: es fundamental para que tu pequeño mejore su concentración y memoria. Te recomendamos que en temporada de exámenes lo alimentes con frutas secas, como nueces, almendras y arándanos. Y ojo con las frituras y otras golosinas: éstas le roban hierro, por lo que es factible que no las consuma demasiado. Pero tampoco se las quites porque lo sentirá como un castigo.

2. Horarios de estudio: son muy importantes definirlos y lo recomendable es que sean de 1 a 2 horas por día, semanas antes de su examen. Es recomendable planificarlo, ya que le servirá de poco estudiar días antes del examen todo el día, pues es más difícil que su cerebro retenga información, además de que tu pequeño se sentirá muy presionado.

3. No todo son libros: puedes elaborar junto con él un memorama de los temas que va a ver en los exámenes. Es una forma divertida y didáctica de aprender.

4. Ambiente para estudiar: a la hora de repasar, evita que haya sonidos fuertes y distractores, como el de la licuadora o la televisión. También evitar otro tipo de distractores como el celular o la computadora. Además, si vas a estudiar con él, procura hacerlo a su lado, no de frente ni de espaldas a él, y yendo a su ritmo. No lo presiones tratando de que aprenda algo a la primera. Necesitarás armarte de paciencia.

5. Un poco de ejercicio: después de estudiar, salgan a caminar o a jugar a un parque. Su mente descansará y procesará mejor la información. Además, se relajará y no verá el estudio como un castigo.

6. No todo en la vida es un 10: Los niños en ocasiones se presionan pensando que han fallado si no sacan un 10 redondo en sus materias. Si ha salido bien en sus notas, felicítalo; si no ha salido tan bien, pregúntale con confianza y afecto qué es lo que le cuesta aprender.

Como mamá o papá, puedes hacer que la etapa escolar de tu hijo sea fructífera, divertida, productiva y muy agradable.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Factores que afectan el rendimiento escolar de tu hijo

Categorías
Ser Pareja

Esposos abnegados gozan de mejor salud

Los hombres con esposas regañonas tienen mejor salud, según la Universidad Estatal de Michigan. ¿Qué opinas? ¿Será verdad que los esposos abnegados gozan de mejor salud?

Según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan de los Estados Unidos, se llegó a la conclusión de que los hombres que viven con esposas de carácter fuerte, o regañonas, por así decirlo, viven más y con mejor salud que los que no cuentan con este tipo de parejas.

El estudio reveló que las esposas controladoras garantizan un mejor estilo de vida para sus parejas ya que están más al pendiente de la salud de sus esposos, especialmente si están enfermos o tienen malos hábitos alimenticios o de higiene.

La investigación que llevó a cabo la Universidad Estatal de Michigan duró al rededor de 5 años. En las pruebas fueron estudiadas mil 228 personas casadas donde había mujeres con carácter fuerte y, por supuesto, hombres que se quejaban del trato de sus esposas, ya sea por su posesión controladora, sus regaños o su rígido temperamento.

Además, también se descubrió que no solo los esposos de estas mujeres viven más y mejor. Sino también ellas lo hacen, ya que procuran llevar un sano régimen alimenticio así como un estado de salud impecable.

Por Rodrigo González

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 formas de controlar el enojo

Categorías
Ser Mamá

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Los brazos suelen ser “olvidados” en las rutinas de gimnasia prenatal, pero es importante trabajar su musculatura porque cuando nazca tu bebé, llevarán el esfuerzo que implica su cuidado y protección

Recuerda que antes de realizar cualquier tipo de actividad física, debes consultar a tu médico y seguir sus indicaciones; cuídate y a tu bebé.

Mira todos los beneficios que los cristales tienen para ti…

La cristaloterapia equilibra tu cuerpo

NECESITAS:

  • Pesas de 250 gramos
  • Liga

Fortalece tus brazos durante el embarazo

Prepara tus brazos para el esfuerzo que harás cuando nazca tu bebé. Estos ejercicios sirven para fortalecerlos y si los haces con regularidad (unos minutos al día), notarás cómo mejoras el tono muscular y tendrás menos riesgo de contracturas o dolor.

  1. Lo importante es mover hombros y codos, cuidando no arquear la espalda en ningún momento. Toma una pesa en cada mano y júntalas delante del pecho; manteniendo los codos a esa altura, pon los brazos en cruz y vuelve a la posición inicial.
  2. Colócate de pie, con las piernas ligeramente flexionadas y separadas, la espalda recta, el abdomen contraído, los brazos a lo largo del cuerpo y una pesa en cada mano.
  3. Dobla los codos con fuerza hasta acercar las manos a los hombros y tensa bien los bíceps. Mantén cinco segundos esta postura y vuelve lento a la posición inicial. Haz 10 repeticiones.
  4. Levanta los brazos lateralmente hasta ponerlos en cruz, luego bájalos a los costados. Haz 10 repeticiones.
  5. Pisa la cinta elástica con los dos pies y sujeta los extremos con las manos a la altura de la cintura. Mantén los codos pegados al cuerpo mientras elevas los brazos hasta tu pecho, realízalo 10 veces.
  6. Junta las manos por encima de la cabeza y vuelve a colocarlos en cruz; sostén cinco segundos y eleva de nuevo; hazlo 10 veces.

Trata de hacer estas rutinas al menos tres veces en una sesión, sin quedar agotada no hacerlo rápido. Cuídate y a tu bebé.

¿El doctor te recomendó hacer ejercicio en el embarazo?

ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO EN LA VERSIÓN IMPRESA DE LA REVISTA PADRES E HIJOS DE ENERO DE 2019

Foto: Getty Images

Velo pensando para cuando tu bebé llegue a tus brazos…

¿Cuándo comenzar a hacer yoga con tu bebé?

Categorías
Padres e Hijos

Cómo enseñar a tus hijos a protegerse del abuso sexual

Enséñale a prevenir y protegerse del abuso sexual. La mayoría de los padres se estremece al pensar que alguien pueda dañar de un hijo. Por desgracia, esa posibilidad existe.

Los estudios revelan que hasta 23% de las niñas y 15 % de los niños menores de 17 años ha sufrido algún tipo de abuso sexual; también que la mayor incidencia en abusos a menores se da entre los seis y los 12 años. Bajo tales condiciones, la prevención del abuso sexual infantil es esencial, sobre todo dentro de una educación afectiva y sexual adecuada a la edad de cada niño.

Por ello, frases como “prohibido hablar con desconocidos” o “no te subas en un coche sin nuestro permiso” son mensajes que muchos papás dan a sus hijos, pero parece difícil saber hasta qué punto ellos captan correctamente su significado. Además, estos consejos son poco realistas: con frecuencia el agresor procede del entorno social o familiar de la víctima y emplea la violencia emocional: engaño, manipulación, amenaza o el soborno, que dificultan la revelación del incidente.

El objetivo es, entonces, enseñarles a evitar que sean presa fácil y ante una posible agresión, sepan reaccionar con prontitud.

Role-playing para aprender

Los niños aprenden mucho mejor mediante el juego. Esta técnica es muy eficaz en estos casos: consiste en practicar juntos situaciones peligrosas hasta que tienen claro lo que deben hacer. Así, llegado el momento, saben reaccionar siguiendo las instrucciones que les han dado.

Pueden dedicar una tarde a escenificar en el parque distintas experiencias que puede vivir y cómo debe actuar en cada caso:

Qué debe responder si se le acerca un extraño y le pide ayuda para buscar un perro extraviado o que le regalará caramelos en su auto.

Qué debe hacer si un conocido, como un profesor o un vecino, lo invita a su casa a merendar porque quiere enseñarle un nuevo juguete.

Dale ejemplos del tipo de explicaciones que los agresores suelen utilizar, como: “Tus papás me llamaron para que viniera por ti”.

Mensajes de respeto y confianza en sí mismo 

Enséñale a quererse y a respetar sus necesidades emocionales desde el principio, crecerá más fuerte y seguro que si lo educas para ser sumiso y obediente. Por ejemplo, las niñas dulces y calladas son fácilmente víctimas de abusos que las que tienen claro cuándo y cómo defenderse de las agresiones.

Otra lección que necesita aprender es que su cuerpo es suyo y nadie puede obligarle a hacer cosas que le incomoden; que su cuerpo es de él y nadie lo puede tocar. Por eso no debes insistir que tu hijo dé un besito de cortesía al tío o a la vecina de la abuela si no quiere.

Las preguntas que los niños hacen sobre sexo y reproducción son una excelente oportunidad para hablar con ellos, ver juntos algún libro sobre el tema y transmitirles que la sexualidad es sana y natural.

El sexo es una expresión de afecto y respeto hacia uno mismo y a la persona querida, nunca algo impuesto. Igual es bueno que sepan que sus papás se quieren y que cuando los adultos se aman, se besan en la boca o se acarician, cosas que no deben hacer los adultos con los niños.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo saber si mi hijo está sufriendo abuso sexual?