Categorías
Así Crece

Una infancia feliz, ¿por qué es tan importante para crecer bien?

Conoce el documental que promueve la Unicef para tomar conciencia sobre la importancia de la primera infancia para los niños en todo el mundo.

El comienzo de la vida? es el nombre del documental auspiciado por la Unicef que aborda y trata de comunicar por qué es importante la primera infancia para todos los peques. En esta película también aparecen la supermodelo Gisele Bündchen y el Premio Nobel de Ciencias Económicas ganador James Heckman, quienes brindan su perspectiva según su propio caso.

El documental, que actualmente se encuentra en plataformas como Netflix, iTunnes o Google Play, refleja y explorar el impacto del ambiente temprano de un niño en su desarrollo cognitivo, social y emocional, lo cual, según el caso, lo impactará de forma positiva o negativa para el resto de su vida, desde la perspectiva de la neurociencia. ¡Aquí te lo dejamos!

Filmado en Argentina, Brasil, Canadá, China, Francia, Italia, Kenia y Estados Unidos, este trabajo muestra los primeros años de vida de los niños y sus familias; con lo que demuestran la importancia del contacto entre los padres e hijos, y lo esencial de compartir momentos de calidad y estrechar vínculos de confianza, amor, acompañamiento y guía a lo largo de la primera infancia (los primeros 6 años de vida).

Las familias que aparecen entrevistadas en el film son de una gran variedad de orígenes culturales, étnicos y sociales, lo cual hace que se sienta que sin importar las clases sociales o las culturas, siempre los primeros años de vida de los niños, son los que les darán las bases en salud, desarrollo emocional y social. Con ello, la Unicef desea que tomemos conciencia sobre la importancia de atender bien a los pequeños en su primera infancia.

Por Berenice Villatoro

Categorías
Así Crece

Enseña a tu hija desde ahora a detectar a los patanes ¡y a ponerles un alto!

Darle una sana autoestima es parte de esta lección. Se trata de enseñar a tu hija a que proteja su amor propio y hasta integridad, a que elija vincularse con personas que la respeten simplemente por su condición de ser humano. Por eso importa darle los recursos para que sepa alejarse y ponerle un alto a los patanes. 

Un patán se define como una persona tosca, grosera o vulgar; carente de tacto en su comportamiento. Una persona así es proclive a lastimar los sentimientos de aquellos con quienes interactúa y, en el peor de los casos, puede llegar a ejercer violencia, en cualquiera de sus modalidades: física, psicológica, económica.

Tales características son relativamente fáciles de detectar en hombres adultos, pero sabemos que la personalidad se va gestando desde la más tierna infancia y, aunque en los niños en general solemos ver cualidades de generosidad, ternura y empatía, existen focos rojos que podemos enseñar a nuestras hijas a detectar.

Focos rojos

  1. Un niño que tiende a usar un lenguaje soez, que habla con groserías o ideas ofensivas, por alguna razón no está aprendiendo a distinguir que existen sólo algunas situaciones y personas con quienes puede resultar adecuado usar “malas palabras”.
  2. Los golpes no deben tolerarse ni como juego, pues se tolera y favorece el uso de la violencia.
  3. La burla constante hacia otros evidencia la falta de conciencia de que absolutamente todos merecemos respeto y consideración.
  4. La falta de solidaridad y el egocentrismo, que manifiestan que el niño no puede tomar en cuenta ni responder a las necesidades de otros, sólo las suyas.
  5. La agresividad en general. Nada justifica ni mucho menos compensa que un hombre recurra a la agresión o hasta la violencia, en lugar del diálogo para solucionar las situaciones problemáticas.

Si nos fijamos, la constante de los anteriores focos rojos es la carencia de respeto a la dignidad humana. ¿Qué más puedes hacer al educar a tu hija?

  • Todos los días muéstrale que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y valor como personas. Ningún género es mejor o peor.
  • No es una princesa, sino una mujer tan digna, fuerte y valiosa como un varón.
  • Permítele expresar sus opiniones, aunque difieran de las tuyas. Y a hacerlo dialogando, con con berrinches o a punta de gritos.
  • Enséñale a respetar siempre a los demás, hombres y mujeres, niños y ancianos, tal como ella quisiera ser respetada.

Lo más importante: ponle el ejemplo.

Por Patricia Angélica Osuna Navarro, psicoanalista miembro de la Asociación Mexicana para la Práctica, Investigación y Enseñanza del Psicoanálisis, A.C. (AMPIEP): www.ampiep.org Tel. (55) 5157-0409

Te invitamos a leer estos consejos para trabajar la autoestima de tu niña.

FOTO GETTY IMAGES

Categorías
Así Crece

5 frases que no educan a los niños

¿Funcionan? ¿Dónde reside su poder? ¿Qué le trasmites a tu hijo? Analicemos el verdadero mensaje que se esconde tras estas frases que no educan a los niños.

5 frases que no educan a los niños

“¡NO! ¡PORQUE LO DIGO YO!”

QUÉ LE DICES: Aquí mando yo. Soy la más fuerte.

QUÉ HAY DE CIERTO: Si así lo deseas mandas. Tu niño depende de ti física y emocionalmente.

QUÉ HAY DE MALO: Los niños que se encuentran con el “no” sin cesar, desarrollan una tremenda oposición respecto a todo lo que viene de sus padres. Copian el modelo.

“TE VAS A MANCHAR, CAER, LASTIMAR…”

QUÉ LE DICES: “No confío en ti”. En general, esa desconfianza proviene de tu propio miedo que, en lugar de expresar abiertamente, conviertes en predicción.

QUÉ HAY DE CIERTO: Existe un peligro latente.

QUÉ HAY DE MALO: Materializas tu miedo y deseo de protección en un fracaso anticipado. “Te vas a caer” es, en realidad, “cuidado, peligro, tengo miedo de que te caigas, no confío en tus habilidades”.

“YA LO ENTENDERÁS CUANDO SEAS MAYOR”

QUÉ LE DICES: No tienes la capacidad para resolver eso que te preocupa.

QUÉ HAY DE CIERTO: No lo va a entender desde la perspectiva adulta, obviamente. Pero si fue capaz de hacerte la pregunta, requiere una respuesta.

QUÉ HAY DE MALO: Debe saberlo ya, aquí y ahora, urgentemente. Responde claro y de forma sencilla su duda.

“ES LA ÚLTIMA VEZ QUE TE LO DIGO”

QUÉ LE DICES: Si no lo haces ahora, te castigaré.

QUÉ HAY DE CIERTO: Debes ponerle límites.

QUÉ HAY DE MALO: No suele funcionar, por lo que sí lo tendrás que castigar; si no, pasarás la tarde repitiendo la frase porque tu niño no verá la consecuencia.

“NI SE TE OCURRA”

QUÉ LE DICES: Espero siempre lo peor.

QUÉ HAY DE CIERTO: Le encanta eso que a ti te parece muy mal y lo sigue haciendo.

QUÉ HAY DE MALO: Le transmites que ya sabes que él cometerá la peor de la travesuras porque es así.

Por Jessica López

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

3 falsas creencias en la crianza de los hijos

 

Categorías
Así Crece

10 cosas que tu hijo necesita de ti para tener un buen desarrollo escolar

Estudiar es el gran reto al que se enfrentan los niños, que tu hijo tenga un buen desarrrollo escolar puede volverse una presión para toda la familia, pues hay muchas expectativas por lo que debe lograr.

¿Qué puedes hacer para apoyarlo realmente? Aquí algunas ideas concretas que puedes aplicar para que su paso por la escuela sea más agradable y relamente lo prepare para la vida.

 

  • Reflexiona sobre las expectativas que tienes respecto el éxito de tu hijo. Desde el momento que supiste que ibas a tener un bebé se formó una imagen en tu mente: tu hijo siendo el mejor deportista, un doctor o el más social de su salón. Esto es totalmente normal, de hecho es parte del proceso, pero en este momento tu hijo ya está aquí, es una persona con habilidades, intereses y dificultades. La escuela te ayudará a conocerlo mejor y a que explote su potencial para que llegue a ser la mejor versión de sí mismo, alcanzando sus propios éxitos y sueños. 

 

 

  • Ayúdalo a encontrar motivación. La escuela es dificil y  los niños no tienen muy claro por qué tienen que asistir y esforzarse. Desde que es pequeño anímalo a asisitr diario y a alcanzar metas a corto plazo como lograr un proyecto que le interesa o compartir algo con los amigos. Conforme vaya creciendo puedes ayudarlo a entender que sus habilidades y conocimientos es lo que le ayudará a abrir muchas puertas. 

 

 

  • Fomenta su curiosidad. La base del aprendizaje y el pensamiento científico es la cuirosidad pues nos mueve a buscar respuestas. Involúcrate en su aprendizaje a través de preguntas de indagación que lo lleven a reflexionar. ¿Por qué la luna siempre está en el cielo pero de día no se ve?, ¿cómo vive la gente en otros países? Y cuando tengan preguntas, investiguen juntos para ampliar su conocimiento.   

 

 

  • Apóyate en sus intereses y habilidades. A veces ponemos la atención en los aspectos que se le dificulan pues son los que despiertan una alerta, pero es muy probable que en la vida tu hijo sobresalga por lo que se le da de manera más natural. Aprovecha esa habilidad o interés, por ejemplo, si no se le dan las matemáticas pero sí la música puedes encontrar la forma de relacionarlas para que, a través de la lectura de las notas entienda las fracciones. 

 

 

  • Encuentra formas de aplicar sus aprendizajes en su día a día. Ver la utilidad de lo que aprende lo llevará a buscar más conocimientos. Si está aprendiendo a sumar, que él pague entendiendo los billetes que debe dar para completar la cantidad, si está aprendiendo los sistemas de medición cocinen un pastel revisando cuántos gramos de cada cosa lleva la receta. 

 

 

  • Hazlo sentir seguro y en confianza. Es importante que tu hijo sienta la tranquilidad de contarte sus logros y sus preocupaciones sin sentir presión o exigencias. Escúchalo, cuando tenga una necesidad apóyalo buscando que poco a poco sea él quien encuentre las soluciones. 

 

 

  • Sean disciplinados. Para alcanzar el éxito escolar se necesita orden, horarios claros de trabajo después de la escuela y mucho esfuerzo. Cuando tenga un logro celébralo con él disfrutando el gozo que viene del trabajo duro. El impulso para ser cada día mejor viene de ahí, no de hacer las cosas por el premio o castigo que espera en casa. 

 

 

  • Mantén una sana comunicación con la escuela. Elegiste ese colegio por una razón y ahora son tu equipo. Cuida no volverte un abogado que va a “luchar” las causas de tu hijo, busca encontrar estrategias juntos.

 

 

  • Apoya sus amistad. Uno de los beneficios más grandes de la escuela es que les permite convivir con otros niños y crear lazos. El juego con sus pares es lo que le permitirá poner en práctica las habilidades sociales que vaya logrando. Busca que tengan momento libres de interacción. Los amigos van más allá del tiempo que pase en esa escuela y se volverán su apoyo incondicional. 

 

 

  • Ayúdalo a descansar. Tu hijo necesita tener momentos de juego, disperción y oscio para poder integrar todo lo que está aprendiendo en la escuela estar listo para el siguiente día. 

 

Por Lic. María Cristina Fernández, Gerente Pedagógico de Advenio.
FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

 

Categorías
Así Crece

¿Cómo hacer un frasco relajante?

¿Cómo hacer un frasco relajante?

Conoce paso a paso cómo hacer un frasco relajante para tu hijo.

La comunicación con tu hijo, ¡es básica!

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

¿Cómo hacer un frasco relajante?

Los frascos relajantes sirven para que tu hijo reduzca su nivel de estrés, ansiedad o nerviosismo. Estos son los materiales e instrucciones para elaborar uno.

Materiales

  • 1 frasco de vidrio o plástico transparente
  • 2 Pegamentos con diamantina, de preferencia tornasol (color a tu elección)
  • 2 sobres de diamantina fina, de preferencia tornasol (color a tu elección)
  • ¼ de jarabe de maíz
  • 1 vaso de agua tibia
  • 1 silicón

Ayuda a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

Instrucciones

  1. Vierte los ingredientes en el frasco en el siguiente orden: primero el jarabe de maíz (llenar 1/2 del frasco); posteriormente el agua (½ frasco) y el pegamento con diamantina.
  2. Mezcla con un batidor todos los ingredientes (de preferencia que sea de madera) hasta que todo quede completamente disuelto.
  3. Agrega poco a poco la diamantina y vuelve a batir. Ya que esté perfectamente revuelto, sella el tapón del frasco con silicón.

¡Listo! Ya tienes tu frasco relajante. Recuerda que tu hijo debe usarlo bajo tu supervisión.

¿Ti hijo tiene ansiedad?

Foto: Getty Images

Esto podría ayudarte…

5 acciones de los papás que generan ansiedad en sus hijos

 

 

 

 

 

Categorías
Así Crece

¿Qué hago con mi adolescente rebelde?

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? Seguro es una pregunta que te has hecho una y mil veces…

¿Cuántos años de diferencia le llevas a tu hijo? Toma en cuenta que la diferencia generacional es importante y una de las causas que genera más conflictos entre adolescentes y papás.

¿Por qué se ha vuelto tan rebelde?

Hace apenas un par de años podías platicar con tu hijo con total libertad, veían películas juntos, te acompañaba al súper, te ayudaba a hacer labores del hogar sin rezongar, era dulce y amoroso contigo, pero, ¿qué pasó? La respuesta es muy simple: ahora necesita autoafirmarse. Tu hijo quiere demostrar que puede elegir qué hacer y qué no, que se respete su opinión.

La rebeldía de tu hijo es señal de que ha empezado a ser independiente.

Cuando tu hijo te reta, crea una especie de juego en el cual lo único que quiere es medir hasta dónde puede llegar. Ojo, por más que te rete, en el fondo, necesita tu ayuda y que lo orientes a tomar la mejor decisión.

La adolescencia es una etapa en la que papás e hijos pelean mucho, ¿te pasa?

¿Qué piensa un adolescente?

  • Que ya no es un niño 
  • Cree que ya es grande
  • Piensa que puede mandarse solo
  • Que no necesita el consejo de nadie

¿Qué hago con mi adolescente rebelde? ¿Qué necesita mi adolescente de mí?

En la adolescencia, la comunicación entre papás e hijos es limitada, ¿la razón? Nadie quiere ceder. Entonces, ¿qué hago con mi adolescente rebelde?

Primero, debes entender que si tu hijo se comporta como un rebelde insoportable es porque está atravesando por un mar de emociones y NO sabe qué hacer con ellas ni cómo comunicarlas.

Segundo, tu hijo lo que desea es ser independiente, ¿recuerdas como te sentías tú? ¿Por todo lo que pasaste en la adolescencia? Los jóvenes se vuelven “rebeldes” porque quieren ir en contra de las personas que son la autoridad. Tu adolescente necesita de ti…

Comprensión

Validación de sus sentimientos

NO quiere sermones, ni consejos, necesita que lo escuches

Se empático para que te permita entrar a su vida

Comunicarte con tu hijo, va más allá de las palabras, abrázalo, sonríe, hazle su platillo favorito, dile una palabra cálida, un te amo le hará sentir tu apoyo y amor

Busca formas creativas de comunicarte con tu hijo, quizá por medio de frases de su película favorita, juega videojuegos con él, haz algo que a él le guste

No insistas en que tienes la razón o la última palabra

No generes más frustración en tu hijo

Por más que te enfurezca, no le digas groserías y mucho menos, lo golpees

Evita ponerte al tú por tú, lo único que ganarás es que tu hijo siga haciendo o haga más actividades que a ti no te gustan

No llegues a la confrontación, ambos saldrán lastimados

Ármate de paciencia

Antes de gritarle a tu hijo, cierra los ojos y cuenta hasta 10, 15, la cantidad que sea necesaria

Tu hijo debe entender que necesita de una negociación en donde podrá exponer sus opiniones y deseos

No impongas actividades con autoritarismo, explícale el por qué de las cosas

Tu hijo no debe tenerte miedo, debe sentir por ti respeto y amor

Debes entender que tu hijo necesita espacio

Pon límites sin ser asfixiante

No le castigues las cosas que más «le duelen» como su celular, mejor haz que realice otras actividades como ayudar a lavar los platos o hacerse cargo de la mascota, una vez que acabe esas actividades, podrá usar el celular

Nunca permitas que te falte al respeto, dile que te lastima cada vez que hace esa acción y que entre la familia siempre debe haber respeto

No dejes que caiga en adicciones. Debes estar muy pendiente de las actividades que hace tu hijo, si percibes algo sospechoso, que cambia de actitud, que no come, que siempre trae ropa de manga larga o cuello alto, siempre viste de cierta forma o empieza a ocultarte cosas, ¡pon atención es un foco rojo!

Realiza actividades en familia tomando en cuenta lo que más le gusta a tu hijo

Propónle a tu hijo que sugiera las actividades del fin de semana

Conoce a sus amigos, debes estar muy pendiente de las personas más cercanas de tu hijo, de ser posible, conoce a los papás, hermanos de estos chicos…

Deja que tu hijo invite a sus amigos a tu casa y convive con ellos, te darás una idea de cómo son y en qué pasos puede andar metido tu hijo

No seas un papá o mamá posesivo, debes tener en mente que tu hijo no te pertenece

¿Qué hago si mi hijo todo el tiempo está pegado al celular o a la computadora?

Cada día te preguntas, ¿ahora qué hago con mi adolescente rebelde? Quizá recuerdes con nostalgia que “antes” jugabas más, hacías actividades al aire libre, tenías  horarios específicos para ver la televisión, te ponías a leer, a colorear, a armar un rompecabezas… Sí, eso fue “antes”, lo primero que debes hacer para vivir la adolescencia de tu hijo más feliz, es aceptar que el tiempo ha cambiado, que tu hijo hace cosas propias de su generación y del tiempo en el que le tocó vivir. Piensa que tú pusiste en sus manos ese dispositivo electrónico, y también debes ponerle ciertos límites, quizá de horarios, que para dormir debe dejar el celular en tu cuarto, que de vez en cuando revisarás sus conversaciones para ver que todo esté en orden, no es que no confíes en él, pero debe entender que hasta que sea mayor de edad, tú estás a cargo de su seguridad.

No sufras la adolescencia de tu hijo, es una etapa en donde necesita mucho de tu amor y comprensión.

¿Cuántos años tiene tu hijo?

Échale un ojo…

Ayuda a tu hijo adolescente con las redes sociales

 

Categorías
Así Crece

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Sigue estos 5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo, si sientes que ya no te pone atención o no te cuenta sus problemas, aquí cómo reparar la situación. 

No permitas que sea víctima de tu estrés

Tu hijo no entiende por qué estás estresada, agobiada o nerviosa, aunque sea difícil, evita gritarle,  él no tiene la culpa. O, aunque haya hecho algo que no te encantó, no descargues tu frustración en él con gritos o amenazas.

Escúchalo con paciencia y amor

Si tu hijo comparte contigo sus creencias, historias, sueños o fantasías, escúchalo con atención, Por más “importante” que sea la actividad que estés haciendo, déjala y voltéalo a ver. Ponte a su nivel y escúchalo con atención, esto creará un vínculo fuerte de confianza, cariño y comprensión.

Lean antes de dormir

Este momento es muy preciado por tu hijo porque te tiene cerca y tiene toda tu atención. Además, le creas el hábito de leer y así ayudarás a que tenga un mejor descanso.

Pon un buen ejemplo

Lo que haces es más poderoso que tus palabras. Tu hijo te imita gracias a lo que observa de ti, él piensa que eres un ejemplo digno de seguir, así que ponlo en tu mente y sé la mejor versión de ti.¶

Respeta sus puntos de vista

Es muy importante que guíes a tu hijo sin que trates de imponerle tu forma de pensar. No le digas que lo que piensa es malo, juntos busquen una mejor forma de resolver algo.

Recuerda que tu mala actitud genera inseguridad en tu hijo, si le gritas o pegas, él dejará de sentir respeto por ti.

¿Tu hijo te cuenta todos sus «secretos»?

Mira estos nombres de cuentos de hada para tu hija

Categorías
Así Crece

10 datos curiosos sobre la infancia de tu hijo

Descubre algunos de los datos curiosos sobre la infancia de tu hijo o hija que te ayudarán a conocerlo más a fondo y entenderlo. 

La infancia es probablemente la etapa más feliz de la vida, ya que la fortuna de tener una niñez plena y tranquila es lo que todo niño y niña merece. Durante este periodo, los niños aprenden cientos de cosas del mundo que los rodea y, aunque parezca extraño, lo cierto es que casi siempre tienen prisa en crecer y no disfrutan cada uno de los detalles de la misma.

Por ello, para que siempre valores la infancia de tu hijo, te dejamos algunos datos curiosos que quizá no te has detenido a pensar, pero que forman parte de esa bella época de su vida.

10 datos curiosos sobre la infancia

1. El día que los niños nacen es muy especial, aunque lo comparen con alrededor de 9 a 10 millones de pequeños en todo el mundo.

2. Los bebés no pueden reconocer la cara de sus papás durante los primeros 2 a 3 meses, pero saben que son ellos por su voz y olor corporal.

3. Durante los primeros 2 años de vida, los niños y las niñas aumentan su peso casi un 200%.

4. El cerebro tiene poco más del 50% del tamaño de un adulto cuando los niños y niñas cumplen 2 años.

5. Además de comer, dormir y hacer del baño, una de las cosas que más hacen los recién nacidos es estornudar, lo cual les sirve para limpiar sus vías respiratorias.

6. Las primeras palabras casi bien dichas las repiten casi hasta el año de vida, así como pararse por su propia cuenta, dar los primeros pasos, sentarse con buen apoyo y guardar silencio.

7. Los niños y niñas no comprenden los conceptos de tuyo o mío hasta luego de los 3 años.

8. Entre los 3 y 4 años ya son capaces de comprender que su fuerza hace se muevan las cosas, tal como pedalear en un triciclo, empujar los objetos y arrojar algunos cuantos más.

9. Cuando tienen casi 6 años, ya casi han desarrollado el tamaño total del cerebro. Al menos 90% del de un adulto.

10. Desde que nacen desarrollan un enorme gusto por los alimentos azucarados y dulces de forma instintiva, gracias a su genética, lo cual perdura casi hasta los 15 años de edad.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

10 cosas extraordinarias de tu bebé que no sabías

Categorías
Así Crece

Guía de cuatro pasos para elegir el pañal perfecto

Los bebés son algo muy especial. Por eso queremos tenga todo lo que necesita para estar protegido. Asegúrate que su pañal cumpla con estos aspectos básicos.

Es normal tener dudas respecto al pañal que elegimos para nuestro bebé, y más aún cuando somos padres primerizos, incluso, cuando llevamos varios meses cuidándolo, las dudas siempre están presentes.

Porque debes saber que aunque pareciera que todos son iguales, ¡en realidad no lo son! Así que si quieres sentirte tranquila y procurar al máximo el bienestar de tu bebito, sigue esta guía rápida sobre los aspectos que debes tomar en cuenta para elegir el pañal perfecto:

1. Seguridad antiescurrimiento

Qué emocionante es cuando nuestro peque comienza a gatear, a dar sus primeros pasos y crecer. Para éstos momentos importantes de su vida es primordial que su pañal le proporcione la seguridad que necesita para explorar el mundo. Fíjate que sea absorbente y con eso evite accidentes por escurrimientos y malos olores. 

 

2. Suavidad para su delicada piel

No hay mamá a la que no le preocupen las rozaduras de la delicada piel de su bebé, por eso es sumamente importante que busques un pañal que tenga una cubierta extra suave, con tecnología extra soft que reduzca la fricción entre el pañal y su piel para protegerla todo el tiempo. 

 

3. Un pañal que sea tu aliado en el cuidado de tu bebé

No, no todos los pañales son iguales. Busca aquellos que estén dermatológicamente probados y que tengan extractos naturales que te ayuden a cuidar a tu bebé. Son dos básicos que debes checar siempre y si nos preguntas qué extracto debe contener, podemos decirte que la caléndula es perfecta porque posee propiedades antiinflamatorias y antisépticas, además de ser un humectante natural que contribuye a la regeneración de la piel.

 

4. Un pañal que te ayude al desarrollo de tu bebé

Desde que nace hasta que gatea y comienza a caminar, la piel de tu bebé es muy delicada, cuídala con el mejor pañal en cada etapa. Te recomendamos bbtips, un pañal que brinda sequedad, suavidad y está dermatológicamente probado para que en cada etapa de su desarrollo esté siempre protegido y tú tranquila.

Guía para elegir el pañal perfecto
Foto: bbtips

 

Visita la página oficial de bbtips para descubrir más consejos para disfrutar esta linda etapa de ser mamá y conocer dónde puedes encontrarlos.

 

Categorías
Así Crece

¿Tu hijo es demasiado extrovertido? Puede tener Síndrome de Williams

Este trastorno es conocido por ser el opuesto al autismo. Aunque creas que tu hijo es demasiado extrovertido y este trastorno no es en sí un problema, no es así, ya que quienes tienen Síndrome de Williams son muy confiados con los desconocidos.

El ser humano nace con un número de cromosomas definidos y sólo hace falta que unos 25 desaparezcan del medio del cromosoma 7 para que una persona tenga este trastorno, que es imperceptible en las pruebas prenatales. Se considera una enfermedad rara porque afecta a menos de 5 personas por cada 10.000.

Los niños con el síndrome de Williams no suelen entender cuándo están en peligro ni cuándo son víctimas de engaños, lo que los hace muy vulnerables. Los niños confían, no conocen la maldad, son inocentes y eso es lo que lo hace peligroso.

Además, aunque pueden entablar una conversación sin problema con cualquier persona, carecen de buenas habilidades sociales para mantener una relación con sus iguales a largo plazo, así que, a pesar de su sociabilidad, se van quedando muy aislados, lo que les provoca sentirse mal por las reacciones de las personas.

¿Cómo saber que lo tienen?

Los bebés suelen mostrar irritabilidad, problemas digestivos como cólicos, bajo peso y crecimiento, cardiopatías, como un soplo en el corazón, hernias, hiperacusia y en el desarrollo presentan retrasos, por ejemplo para empezar caminar, dificultades de aprendizaje, problemas en las articulaciones, en el rango de movimiento y bajo tono muscular.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Niños introvertidos vs. extrovertidos