Categorías
Ser Familia

Lo que debes saber de la custodia compartida

Los niños tienen el derecho de convivir con ambos padres, ello beneficia en gran parte a su desarrollo. Por eso, la custodia compartida adquiere cada vez más relevancia ante casos de divorcio o separación. Esto es lo que debes saber de ella. 

En México, entre los años 2000 y 2015, el número de divorcios aumentó 136.4 %. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha precisado que en el país hay 1,381,509 personas que viven solas y, de estas, 94.4 % son exunidas o solteras, mientras que solo 5 % declararon estar casadas o en unión libre.

Además, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 9.6 % de las mujeres de 15 y más años con hijos nacidos vivos son solteras. En las adolescentes de 15 a 19 años este porcentaje es de 22.8 %.

Estos datos hablan sin duda de la realidad que vive la infancia en nuestro país: el divorcio, o separación de las parejas, es una de las principales causas de trastornos en menores.

Un estudio publicado por la UNICEF señala que “las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen de los siguientes aspectos:

1. Grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos.

2. Ejercicio o no de la crianza conjunta de los hijos.

3. Los efectos del deterioro económico y del estilo de vida.

En este sentido, César Martín, abogado, afirma que “la custodia compartida es la situación ideal para los hijos en el caso de divorcio de los papás”. Sin embargo, agrega: “Cuando no hay una ley que regule algo tiene que ser la jurisprudencia la que lo haga; es decir, sentencias reiteradas del Tribunal Superior que complementan esas lagunas y en las que se basan los juzgados”.

En México, por ejemplo, la custodia compartida no figura como tal en el Código Civil Federal, pero deja abierta su posibilidad:

Artículo 416. En caso de separación de quienes ejercen la patria potestad, ambos deberán continuar con el cumplimiento de sus deberes y podrán convenir los términos de su ejercicio, particularmente en lo relativo a la guarda y custodia de los menores.

Artículo 417. Los que ejercen la patria potestad, aun cuando no tengan la custodia, tienen el derecho de convivencia con sus descendientes, salvo que exista peligro para estos. No podrán impedirse, sin justa causa, las relaciones personales entre el menor y sus parientes.

Lo más importante en la custodia compartida: Que tu hijo se sienta amado y seguro

Procura por igual el fomento de la seguridad y cuida los factores emocionales, para que el cambio de papá-casa no sea causa de preocupación. Así, las idas y venidas pasarán a un segundo plano si como padres dan prioridad a la estabilidad de su hijo, que depende más de las relaciones significativas que de la comodidad a nivel físico o ambiental.

Este sistema puede ser el ideal si en cada domicilio las normas y los hábitos son similares.

7 puntos que debes saber de la custodia compartida

1. Tiene como finalidad que ambos papás continúen con la crianza de sus hijos, pues “la ruptura conyugal no significa el fin de la relación paterno-filial; esto es, el hijo no se divorcia de uno de los progenitores”, afirma Pérez Gándara.

2. Mediante ella ambos papás tienen la custodia legal y física de sus hijos; esto significa que comparten los derechos y responsabilidades en la educación, formación, manutención y toda actividad relacionada con la crianza de los niños, de tal manera que gozan, por resolución judicial, de igualdad en todas las decisiones y acciones relativas a los menores, en igualdad de condiciones.

3.  Para que haya custodia compartida debe existir patria potestad, la cual tienen los papás por ley; es decir, ellos son los responsables de cuidar, proteger, alimentar, educar, procurar, representar legalmente y administrar los bienes de sus hijos menores de 18 años. Y solo la pierden cuando no cumplen con sus deberes o cuando su conducta pone en peligro el bienestar del hijo, pero únicamente por sentencia judicial, lo cual también terminaría con la custodia compartida.

4.  Los hermanos no pueden separarse y quedar en casas distintas; además, se busca evitar, en lo posible, sustraer a los hijos de su entorno social (amistades, escuela, nivel económico…), por lo que conviene que no haya cambio de domicilio de los papás.

5.  Los hijos con más de 12 años o que ya tienen la capacidad y madurez para expresar su decisión, pueden elegir con cuál de los padres vivir. El juez es quien determina, recurriendo a expertos de la conducta, si el niño está en condiciones de tomar la elección o incluso, si esta pudiera ser producto de la manipulación de alguno de los progenitores para destruir su vínculo con el otro (la llamada alienación parental).

6.  Los papás son quienes deben proponer la custodia compartida de sus hijos ante el juez de lo familiar, quien podrá hacer las consultas que considere pertinentes a los familiares cercanos de ambos padres, solicitar la opinión de los profesionales o expertos necesarios y hasta entrevistar a los hijos para determinar qué sería lo más benéfico para ellos.

7.  El juez es quien determina a cada uno de los papás la contribución para los alimentos de los hijos, considerando su particular capacidad económica. Este plan estaría sometido a evaluaciones periódicas.

¿Qué hace que realmente funcione la custodia compartida?  

  1. Ambos papás deben involucrarse por igual en las actividades y la crianza de sus hijos, compartiendo en igualdad de condiciones las responsabilidades y los derechos.
  2. Ambos padres deben tener claro que el divorcio no quita a ninguno su derecho de convivencia con los hijos.
  3.  Los progenitores deben mantener siempre el respeto entre ellos y hacia cada uno de los hijos.
  4. Los papás necesitan tener la suficiente inteligencia emocional para llegar a acuerdos y arreglar conflictos con el fin de facilitar la estructura de horarios, condiciones, frecuencia y todos aquellos detalles que permitan construir un buen convenio de custodia compartida.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Así debes de explicarle a tu hijo tu separación de pareja

Categorías
Ser Familia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Por Rodrigo González y Mayra Martínez

A continuación diversas formas de evitar peleas entre hijos competitivos.

Estos consejos pueden ayudarte a que tus hijos sean más resilientes emocionalmente. La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

¿Tus hijos hacen berrinches?

Controla los berrinches sin perder la paciencia

Cómo evitar peleas entre tus hijos

Ten en mente esto y llévalo a la práctica…

Somos únicos

Recuerda que todos tenemos el mismo valor todo el tiempo. No hay nada que tus hijos puedan hacer para lograr o ganar más valor ni perderlo. El valor humano es inmutable y cada persona es un alma humana única e irremplazable que tiene valor y estima infinitos.

Celebra sus esfuerzos

Por lo tanto, cuando tu hijo regrese a casa con una mala calificación, celebra sus esfuerzos, pero recuérdale que como persona sigue teniendo el mismo valor que su hermano que sacó buenas notas en su examen de matemáticas, y que lo intentó con todas sus fuerzas e hizo todo lo posible.

Dales seguridad

Cuando realmente mostramos a los niños que celebramos sus esfuerzos, no solo sus logros, entienden que su valor no está ligado a la apariencia, el desempeño o la propiedad, y por ende se sentirán más seguros de sí mismos.

Fortalece su autoestima

Para que esto realmente funcione y mejore su autoestima, tiene que ser algo de lo que se habla a diario, que no importa lo que haga, todavía tiene el mismo valor intrínseco que todos los demás. Puede que no obtenga las recompensas que reciben aquellos que trabajan más duro, lo cual es una lección importante, pero su valor como alma humana no cambia.

Cierra los ojos y ten paciencia, mira cómo…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Celebran victorias y pérdidas

Enseña a tus hijos a celebrar sus victorias y sus pérdidas. Esto puede parecer contradictorio, pero cuando ponemos el mismo valor en las victorias y las pérdidas, y vemos que ambas son partes importantes en nuestro desarrollo y crecimiento, enseñamos la capacidad de recuperación emocional. Hacemos esto al destacar las fluctuaciones de la vida y cada uno de los roles para esta, que en cada circunstancia y situación, tanto buena como mala, están aquí para servirnos y ayudarnos a crecer.

Pon un buen ejemplo

Podemos mostrar a los niños con el ejemplo que pueden sentirse seguros en cualquier circunstancia y que podemos y recuperarnos de los fracasos.

Es importante que tus hijos observen cómo muestras resiliencia emocional con los altibajos de la vida, en lugar de entrar en pánico o desanimarse. Para lograr esto, es posible que deba ajustar su perspectiva para ver la vida como su aula perfecta en lugar de una prueba que determine su valor.

Disfruta de la vida

Con su nivel actual de resistencia emocional, puede mostrar a tus hijos una imagen realista de la vida, el aprendizaje y el crecimiento, o puede pintar un cuadro de miedo sobre el futuro y la vida misma. Cuando representamos la fortaleza, sabiduría y precisión del modelo sobre las lecciones de vida para nuestros hijos, mostrándoles que cada momento de la vida nos permite crecer y está aquí para darnos forma de alguna manera, les estamos enseñando a ver el universo como su lugar y no en contra de ellos.

La relación que se viva en tu casa, depende de tus reacciones, trata de guardar la calma.

Foto: Getty Images

Mira cómo relajarse en familia…

7 razones para escaparte a la playa con tu familia

Categorías
Ser Familia

10 detalles que te hacen el mejor papá

 Seguro ya eres un papá increíble, ¡el mejor papá! Pero puedes estar olvidando algunos pequeños detalles que hacen una mejor relación con tu hijo. ¡Toma nota!

Esto es lo que hace el mejor papá

1. Da tiempo. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y haz un tiempo en tu agenda para dedicarte única y exclusivamente a tu hijo; él nunca olvidará esos momentos.

2. Dice a su hijo cuánto lo quiere. Años atrás se creía que los papás solo eran los proveedores del hogar y no participaban activamente en la crianza de sus hijos. ¡Eso ya cambió! Hoy son más papás que se involucran en ello y además son los más cariñosos con sus hijos. No escatimes, tu amor y cariño fortalece la autoestima de los niños.

3. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del cariño hacia tu hijo y el tiempo que le brinda, es importante que él vea que tú respetas a su mamá, amigos, etc. Esto dará a tu hijo la seguridad y estabilidad que necesita para desarrollarse.

4. Aprovecha cada momento. Haz de la comida, los quehaceres de la casa, tareas de la escuela, viajes en el auto y cualquier situación en una oportunidad más de compartir y enseñar a tu hijo valores como: el amor al trabajo, la generosidad, la honestidad, servicio, trabajo en equipo, reciclar, etc. ¡Será muy divertido!

5. Se comunica de modo positivo. Enséñale a tu hijo a siempre dar lo mejor de sí mismo, resalta sus destrezas y virtudes. Él necesita tu aprecio y motivación. Escúchalo; conoce sus historias, sus intereses y sus temores; déjale saber que puede confiar en ti.

6. Lee con su hijo. Enséñale el amor a la lectura desde muy pequeño. Leer es una de las mejores formas de garantizar que ellos logren una vida de éxito. Cuando entre a la escuela, ayúdale con las tareas; comparte con él la alegría de saber y aprender ¡todo el tiempo!

7. Enseña disciplina con amor y paciencia. Establece reglas claras, justas y razonables. Recuerda que el objetivo es que tu hijo desarrolle un buen comportamiento y carácter. Evita enojarte; si es necesario toma tiempo para pensar y discutir con tu pareja la mejor manera de corregir sus errores y conductas.

8. Es su ejemplo. Las acciones hablan más que las palabras. Tu hijo imitará o que hagas, te guste  o no. Sé consistente en lo que dices y haces. Muéstrate ante él como un ser humano con virtudes y defectos y verás que él también aprenderá a confiar en ti y ser honesto siempre.

9. No lo sobreproteje. Déjalo vivir. Es importante que tu hijo sepa que tu amor hacia él es incondicional y que puede contar contigo en cualquier circunstancia, pero también necesita entender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán su destino.

10. Crea memorias. Los momentos que vives hoy con tu hijo son la historia de tu familia y el tiempo se pasa rápido. Cuando menos te des cuenta estarás asistiendo a su graduación. Toma fotos, graba videos, escríbele una carta o tarjeta en ocasiones especiales o en cualquier día. Compartir estas memorias te ayudará a recordarle de dónde viene y guiarlo hacia dónde va en la vida.

FOTO GETTY IMAGES

Pasar tiempo con tu hijo a solas es muy importante para que crees con él un vínculo especial de papá e hijo, estrechará su cariño y tú le podrás enseñar muchas cosas que mamá no. Te invitamos a leer más de este tema: 

¿Por qué todo niño necesita pasar tiempo a solas con papá «sin mamá»?

Categorías
Ser Familia

¿Existe la familia perfecta?

¿Es malo que crezca sin padre? ¿Estaré educándolo bien? ¿Son felices mis hijos con la vida que llevamos? ¿Mi trabajo es compatible con mi familia?

Estas son algunas de las preguntas que nos han llegado a través de redes sociales de Padres e Hijos con frecuencia; señal de que preocupan a gran parte de los padres. Aunque los especialistas consultados no se atreven a afirmar rotundamente que “la familia feliz es una utopía”, sí están de acuerdo en señalar que es difícil definir el término, ya que hoy en día el núcleo familiar que consideramos tradicional (padre, madre e hijos) convive con familias monoparentales o segundas familias reconstruidas con hijos de otros matrimonios.

Jesús Pérez Cazorla, psicoterapeuta especializado en programas de intervención social, considera que “todas las familias tienen fuentes de satisfacción y de dificultad”, y que la clave de su éxito está en cómo se construyen: “El hecho de vivir en pareja no implica que la educación de los niños vaya a ir sobre ruedas. Supone un esfuerzo constante y una responsabilidad fuerte para casi toda la vida (al menos hasta que abandonen la casa familiar)”.

Por lo tanto, es importante saber cómo actuar con tus hijos en cada situación particular para lograr que se sientan queridos y aprendan a respetar las normas. Enseguida compartimos con ustedes los consejos y recomendaciones de expertos.

FAMILIA CLÁSICA

Es crucial que los padres compartan responsabilidades, que tanto papá como mamá tengan una vinculación directa con sus hijos sin que uno tenga que mediar en la relación entre el niño y el otro progenitor. La mamá ha sido por tradición quien ha mediado en la relación con el padre, mismo que hacía de ogro mientras ella intentaba suavizar la situación; pero no debe ser así. Si los dos imponen las normas, ambos deben hacer cumplir los límites y sus consecuencias.

Claves para su felicidad:

  • Necesitan sentir atención en la familia. Cuando los niños conviven poco con sus papás, buscan fuera de casa un referente. Sentirse queridos en el núcleo familiar los hará sentirse seguros.
  • Deben tener reglas claras. Permiten construir una convivencia ordenada y les enseña a asumir el hecho de vivir en sociedad. Les ayuda a ganar seguridad al saber reconocer los límites e indica el camino en la vida: hasta dónde y por dónde pueden ir.
  • Requieren de una comunicación abierta. Lo ideal es platicar un rato cada día con ellos, algo que a veces se hace difícil a causa de las muchas obligaciones diarias, pero es mejor verlo como parte de tales tareas.
  • Tiempo por separado con los niños. No hace falta que lo hagan todo juntos. Hay actividades en que pueden estar los dos y otras que pueden estar solo con papá o mamá.
  • Ambos pongan los problemas en común y busquen las soluciones, establezcan las normas, los límites y los premios entre ambos.

FAMILIA MONOPARENTAL

Cada vez son más las familias sólo con mamá o sólo con papá, por divorcio o decisión propia, pero ello no implica que los niños vayan a sentirse desamparados. Los expertos señalan que la fórmula de educación es la misma que en pareja, aunque sí es cierto que hay que saber cómo subsanar ciertos problemas propios de este tipo de familia, con poca ayuda exterior.

Claves para su felicidad:

  • Buscar apoyo. Las madres o padres solteros o viudos necesitan intentar vivir en un lugar donde tengan su tejido social, es decir, amigos de mucha confianza o padres y hermanos. De esta forma se sentirán auxiliados cada vez que lo requieran; que cuando se tiene hijos, resulta ser muy a menudo.
  • No intentar abarcar el rol masculino y femenino. Es un error que una misma persona intente cubrir los dos papeles. Por un lado, agota y, por otro, confunde al pequeño.
  • Facilitar la comunicación. Muchos padres sien- ten miedo de que sus hijos terminen teniendo más confianza con otras personas que con ellos. Si esto ocurre es porque la comunicación con los hijos está bloqueada, porque no se les brinda la oportunidad de expresarse o no se les escucha de modo empático.
  • No pretender ser Superman ni Mujer Maravilla. No tienen que hacerlo todo solos ni es mejor padre o madre quien pasa más tiempo con sus hijos, sino el que sabe disfrutar momentos de calidad con ellos, aunque sean cortos.
  • Existen tareas que hay que delegar y enseñar a los hijos para que vayan asumiendo responsabilidades acordes a su edad: desde recoger sus juguetes hasta hacer la cama o vaciar la bacinica (si aún es pequeño).

FAMILIAS DE NUEVA CREACIÓN

Es cierto que la situación se complica cuando se forman parejas con hijos de anteriores relaciones. Si conviven juntos, las normas deberán funcionar igual, pero hay que tener también en cuenta la relación de los niños con sus padres o madres que no están en la casa.

Claves para su felicidad:

  • Convivencia civilizada. Es necesario que los padres de niños menores, aunque estén divorciados, mantengan una comunicación abierta, ya que esa persona va a ser padre o madre durante toda la vida. Lo mejor sería que ambos padres tengan un encuentro juntos con el niño (al menos una vez al año): esto hace que los menores se sientan bien y no como personitas entre dos frentes en batalla.
  • Darle estabilidad. Cuando un padre o madre decide vivir con su nueva pareja, debe primero tomar una decisión bien analizada. No puedes introducir a alguien en la vida de tus hijos para luego echarlo a los pocos días. Esto produciría a los niños gran inestabilidad y, por supuesto, angustia. Ellos requieren un entorno de bases sólidas para crecer.
  • Involucrarse en la educación. Antes de formar una nueva familia, la pareja debe acordar cómo se gestionará la convivencia con los hijos de ambos. Igual que en una familia tradicional, no deben existir fisuras en ningún momento ni desautorización.
  • ¿Dos padres y dos madres? Para que los niños no se sientan confundidos entre los papeles de padre/madre natural y tutor en casa (ejerciendo el mismo rol) es necesario que la nueva pareja refuerce en todo momento el vínculo con sus padres naturales y que entiendan que ella también los quiere y participa en sus actividades porque se preocupa por ellos.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Fibra, cómo incluirla en la dieta de tu familia

Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

5 demostraciones de amor para tu hijo

5 demostraciones de amor para tu hijo

En dar y recibir amor, los papás son los primeros maestros. ¿Están listos para hacer un buen papel?

5 demostraciones de amor para tu hijo

A veces, como mamá y papá no sabes cómo expresar su sentir más allá de unas cuantas maneras típicas: comprando regalos costosos, pagando colegiaturas excesivas o vistiéndolos con ropa de «marca». Pero no es solo falta de imaginación, también se adolece de una educación que muestre a los papás los caminos adecuados para liberar el amor maternal de una forma saludable y enriquecedora. Aquí te dejamos algunas ideas.

1. Escúchalo

Suspende lo que estás haciendo y presta atención a lo que te platica tu pequeño. Además de hacerlo sentir atendido le permitirás entrenar sus habilidades de comunicación, las cuales impulsarán sus relaciones en el futuro.

2. Léele 

Son muchos los beneficios para los niños cuyos padres leen con ellos: adquieren mayor vocabulario, desarrollan más su imaginación y comentan uno de los hábitos determinantes para un buen desempeño escolar: el de la lectura. Pero todas esas ventajas con pocas en comparación con la cercanía emocional que se producirá entre ustedes cada vez que lean.

Estos libros pueden gustarles…

Libros para niños entre 6 y 8 años de edad

3. Acompáñalo

Evita faltar a los eventos escolares en los que tenga alguna participación; ninguna presencia le dará más confianza que la tuya para hacer su mejor papel.

4. Acéptalo

No caigas en la tentación de exigirle a tu pequeño virtudes que observas en otros. Si lo comparas o reprendes por no lucir, actuar, pensar o sentir como los demás, estarás negándole su derecho a ser diferente, y lo harás sentirse inadecuado, inseguro e infeliz. Al contrario, ¡ayúdalo a descubriré sus cualidades y habilidades y a que estas florezcan!

Ayuda a tu hijo…

Potencia su autoestima desde pequeño

5. Cumple 

Las promesas que no se cumplen lastiman el corazón y acaban con la confianza. En cambio, las que sí se materializan construyen optimismo y respeto. Si un día ofreces algo que no puedes dar en determinado plazo, renegocia este acuerdo de modo que tu peque sepa qué pasó y cuándo puede contar con lo prometido. Al daré una nueva oportunidad para cumplir tu palabra, le estarás dando un ejemplo de honestidad, autorrespeto y consideración ante los demás.

Lo más importante es que todos los días le hagas saber a tu hijo lo mucho que lo amas.

¿Cómo le dices a tu hijo que lo quieres?

Foto: Getty Images

Esto es muy importante para tu hijo…

5 consejos para tener una buena comunicación con tu hijo

Categorías
Ser Familia

¿Cómo papá crea su vínculo de amor con su hijo?

Mamá lleva a su bebé en su pancita durante nueve meses y crea su vínculo de amor incluso desde la biología, pero papá… ¿Cómo papá crea su vínculo de amor con su hijo?

El doctor Eduardo Calixto, neurofisiólogo y académico de la UNAM, comenta que “si bien los mamíferos están preparados para proteger sus genes, eso no significa que un padre quiera a su hijo; puede proveerlo, pero no quererlo. Los varones deben aprender a ser padres, aunque es cierto que también traen una carga biológica que les permite transitar hacia la parentalidad”.

En este sentido, si bien la biología determina y prepara este amor del papá, generándole cambios hormonales, sólo conseguirás afianzar este vínculo en la medida que te permitas experimentar una transición exitosa hacia tu paternidad. Justamente de eso te platicamos ahora: de lo que necesitas para lograrlo.

+ AMOR PARA TU NIÑ@

• Háblale con una intención amorosa. Lo que realmente percibe un bebé de la voz es la intención: percibe la entonación que usas.

• Báñalo tú. Acarícialo y conversa con él (responde a sus balbuceos) o cántale; así le creas experiencias afectivas placenteras.

• Cámbiale el pañal. Le envías el mensaje de que tú también eres fuente de protección y seguridad.

• Dale masajes. El hábito lo hará saber que estás ahí para generarle bienestar y eso le creará apego hacia ti.

• Calma su llanto. Le dirás “yo estoy para ti”.

• Apoya en la lactancia. Al relacionar este momento vital contigo, sentirá que contribuyes a su supervivencia igual que mamá.

LISTO PARA AMAR

• ¿Instinto paternal? Los futuros padres presentan mayores niveles de estradiol, sustancia que interviene en el comportamiento maternal de las mujeres; esta hormona despierta en papá la cercanía emocional durante el embarazo.

• Sí: también estás listo para actuar. Tu instinto y sentido común se agudizan más a pesar del temor o la inseguridad ante algo diferente, como lo es cuidar a un pequeño, ¡no temas!

• Generas para tu niño mayor estabilidad (seguridad). Una vez que el bebé nace, los hombres experimentan una disminución en los niveles de testosterona, lo que favorece un comportamiento más estable, menos agresivo y menos sexual.

•Te dispones a amarlo. Cuando a un hombre se le informa que será papá, libera dopamina, el neurotransmisor de la felicidad, y entonces se siente motivado. Pero cuando comienza a dar cuidados a su hijo, libera oxitocina, que es la hormona del apego.

Por Jessica López

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Beneficios emocionales de que tu hijo juegue con papá

 

Categorías
Ser Familia

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

Leer con tu hijo menor de 3 años puede ser un reto por su baja concentración, pero seguro con estos tips disfrutarán más esos momentos.

5 tips para leer con tu hijo menor de 3 años

La lectura es uno de los mejores hábitos y legados que les puedes brindar a tu hijo, debido a que aporta grandes beneficios en su desarrollo.

¿Tu hijo ya va al maternal?

Dormir bien hace a tu hijo un mejor estudiante

No obstante, lo cierto es que cuando son menores de 3 años, no siempre es tarea sencilla porque aún no se concentran lo suficiente, por ello te damos estos tips:

1. Permite que él escoja el libro que desea, siéntese en un lugar cómodo y si también desea sostenerlo dale oportunidad de hacerlo, así crecerá su interés.

2.  Cuando leas con él, trata de que mire los textos y recorre las palabras con tu dedo, de esa manera comenzará a familiarizarse más con ella que con las ilustraciones.

Incluye este alimento en la dieta de tu hijo…

10 beneficios de comer aguacate

3. Al comenzar la historia o una nueva página, hazle notar las ilustraciones y pregúntale cómo piensa que sigue la historia o lo que cree que va a pasar para estimular su imaginación.

4. Haz divertida la lectura empleando diversas voces, tonos y expresiones, además de que cuando lo permita la historia, aprovecha para hace algunos cuantos efectos con el fin de capturar su atención.

5. Recuerda que su concentración aún se está desarrollando, así que lo ideal es leer durante periodos cortos entre 10 y 15 minutos cada día, o varias veces diario si te lo pide. Y lo más importante, si no disfruta esa historia, dense una pausa y elijan otra.

Recuerda que esta actividad, además de estrechar el lazo con tu hijo, le permitirá desarrollar muchas habilidades que serán de utilidad al entrar a la escuela, así como una gran imaginación y creatividad.

¿A tu hijo le gustan los cuentos?

Foto: Getty Images

Mira cómo ayudar a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

 

 

Categorías
Ser Familia

Cría a tu hijo con energía positiva

Cría a tu hijo con energía positiva

Contagia a tu hijo de pensamientos positivos y juntos aprendan a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Cría a tu hijo con energía positiva

Para la psicología positiva, una rama de la psicología que estudia:

  • Las cualidades positivas y cómo desarrollarlas
  • Emociones placenteras 
  • Desarrollo de las virtudes y fortalezas

Mira cómo decorar la habitación de tu hijo…

Llena la habitación de tu hijo con los colores del arcoíris y sube su ánimo

¿Qué es la felicidad?

Es un paquete genético en el que se suman: tendencia al optimismo, circunstancias o entorno y voluntad (Felicidad = O + C + V). Cuando estos tres factores logran un balance favorable en una persona, podemos decir que tiene una energía positiva.

Características de niños con energía positiva

  1. Son seguros de sí mismos.
  2. Buenos líderes.
  3. Tienen un buen autoconcepto.
  4. Son activos, creativos y extrovertidos.
  5. Tienen buen sentido del humor.
  6. Ayudan a los demás.
  7. Son honestos y confiables.
  8. Son leales a sus creencias.
  9. No mienten.
  10. Son de libre pensamiento.

Ayuda a tu hijo…

Cómo estimular la creatividad de mi hijo

La energía positiva surge cuando los niños…

1. Se alimentan adecuadamente.

2. Duermen más de 8 horas.

3. Tienen fuertes vínculos familiares.

4. Hacen ejercicio.

5. Establecen relaciones sociales saludables

6. Muestran una mejor versión de sí mismos

La energía positiva se contagia

Escuchar a alguien carcajearse, aunque no sepamos qué lo hace reír, puede provocarnos a carcajear igual.

Ver a alguien triunfar puede inspirarnos a intentar algo que nunca nos habíamos atrevido a hacer…

¿Por qué ocurre todo esto? Porque la energía positiva no solo se comparte ¡se contagia!

Por ello, te invitamos a realizar actividades en tu día a día que te ayuden a tener pensamientos positivos.

Recuerda que eres el ejemplo de los más pequeños del hogar.

¿Cuántos años tiene tu hijo? ¿Cómo fue la crianza que recibiste de tus papás?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

Lo que sí y no debes hacer cuando ayudas a tu hijo en su tarea

Categorías
Ser Familia

Medios hermanos, ¿qué hacer para que se lleven bien?

Para que los medios hermanos desarrollen una buena actitud entre ellos, dependerá en gran medida de la sensatez de los papás para unir a la familia. ¡Toma nota!

Actualmente, la estructura de algunas familias está integrada por adultos divorciados, separados o viudos en las cuales tienen cabida los hijos menores o adolescentes de cada uno. Sin embargo, un medio hermano puede aparecer en la vida de un niño generando una completa revolución en la estructura familiar a la que estaba acostumbrado.

La edad en la que los medios hermanos se conozcan, puede ser determinante para que la relación funcione o no en el futuro. Asimismo, las circunstancias en las que los padres se encuentren, cuando este encuentro ocurra, también puede ser un factor de influencia.

Las posibles combinaciones son muy complejas:

  • Una pareja con hijos que se divorcia y él o ella vuelven a casarse y tienen hijos con la nueva pareja.
  • Un niño que era hijo único que repentinamente ya es «hermano mayor», «el de en medio» o «hermano menor» porque su papá se casó con una mujer que ya tenía hijos más grandes o más chicos que él, y ahora tiene que vivir con ellos o convivir los fines de semana con ellos, cuando antes era un tiempo que pasaba sólo con su papá.

Las relaciones entre medios hermanos son particularmente difíciles, ya que los niños muchas veces no entienden del todo las razones que los papás les pueden dar. Además, de la presencia de la variante de la convivencia cotidiana o esporádica de la relación.

¿Qué hacer para que se llevan bien?

1. No impongas el afecto. Las relaciones se construyen con base en la convivencia a lo largo del tiempo para crear lazos afectivos. No por decreto de mamá o papá.

2. Dales su espacio y su tiempo para que ellos construyan gradualmente su propia relación, con sus propias reglas, tiempos y dinámicas.

3. Genera los espacios para estar juntos, pero siempre considerando y respetando las edades e intereses de cada uno. No lleves a espectáculos infantiles al adolescente «para que conviva con su hermanito», tampoco pongas al pequeño a ver aburrido cómo el adolescente está conectado mandando mensajes desde su celular.

4. Considera los posibles celos. Conflictos no resueltos con los padres que los medios hermanos empeoran al contrastar la calidad de relación que ellos pueden tener con sus papás.

Recuerda, que el tiempo que otorgues y el respeto para que ellos generen sus propios vínculos entre sí, dependerá si ellos eligen crear una relación sólida a largo plazo, aunque tampoco es raro observar relaciones lejanas entre ellos cuando han crecido y no están obligados a compartir momentos con sus padres, por más que estos hayan tratado de unirlos.

Procura buenos momentos compartidos, convivencia divertida
y respetuosa, tal vez así, puedas lograr más.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cuándo iniciar una nueva relación de pareja después del divorcio?

 

Categorías
Padres e Hijos Ser Familia

Cómo evitar los celos por la llegada de un nuevo bebé

Cómo evitar los celos por la llegada de un nuevo bebé

En ocasiones los hermanos mayores no saben cómo actuar con la llegada de un nuevo hermanito.

Cómo evitar los celos por la llegada de un nuevo bebé

Cuando somos padres por segunda o tercera ocasión, uno de nuestros mayores miedos es cómo van a tomar nuestros hijos la llegada de un hermanito y si sentirán celos.

Es imposible que los mayores no resientan la llegada de un nuevo miembro a la familia, así que te vamos a dar algunos consejos para que aprendas a sobrellevar y encaminar lo que sienten.

¿Te da mucha hambre?

Bocadillos saludables en el embarazo

INVOLÚCRALOS

Integra a tus hijos a los cuidados que requiere el nuevo bebé, hazle saber que es su hermanito y que requiere de su cariño para crecer sano. Al principio será complicado porque querrán hacer todo, literal, contigo pero los unirá como hermanos en el futuro.

PASA TIEMPO SOLO CON ÉL

Tal vez lo único que tu hijo desea es tener tu atención, sabemos que estás muy ocupada con recién nacido, pero es necesario que pases tiempo de calidad con el o los mayores, para que se den cuenta que a pesar de todo siempre estarás ahí. Pide a tu pareja apoyo y haz lo mismo para que ambos dediquen tiempo a sus hijos.

NO PERMITAS QUE LO DEJEN DE VISUALIZAR

Lo más probable es que tu familia y amigos los visiten para conocer al bebé, recuérdales que también tienes otros hijos y pídeles que platiquen con ellos y de ser posible les lleven un presente para que no se sientan a un lado.

No lo pierdas de vista…

Lo que tu pareja ama de ti

QUE OTROS PASEN TIEMPO CON ELLOS

Sus abuelos, tíos y primos, al igual que tú, pueden pasar momentos solo con ellos, para mostrarles que no han dejado de ser importantes con la llegada de uno nuevo miembro.

HABLA CON ELLOS

Habla con tus pequeños sobre sus sentimientos, cuestiónalos sobre cómo los hace sentir la nueva situación. No te exaltes si llora, se queja o incluso hace un berrinche, permite que se exprese y de la manera más normal, espera que se calme, dile que lo entiendes y que no has dejado de quererlo menos. Lleguen a acuerdos sobre las cosas que quieren hacer juntos y ¡cumplelo!

ENSÉÑALE FOTOS

Muéstrale fotos de cuando eran bebés, así entenderán que ellos también fueron vulnerables y necesitan de los cuidados de mamá.

Recuerda que todo este proceso lleva un tiempo, ten paciencia.

¿Tu hijo tiene celos?

Foto: Getty Images

¿Tu hijo no descansa?

5 juegos para relajar a tu hijo