Categorías
Cine para tus hijos

¡Tienes que llevar a tus hijos a ver El Grinch!

La Navidad es momento de enseñarles a nuestros niños sobre amor, sobre compartir y sobre todo, el no juzgar a nadie por su forma de ser, así que qué mejor ejemplo que El Grinch, ese malvado personaje que desea robar toda la felicidad que pueden tener los pobladores de Villa Quien.

Con motivo del estreno de esta encantadora cinta, que ya podrás ver en los cines de México desde el 7 de diciembre, platicamos con Eugenio Derbez y nos reveló sus razones para participar doblando la voz al afamado “villano”.

¿Por qué aceptas hacer El Grinch?

Cuando me presentan una historia o la idea, yo trato de ser muy selectivo con las películas que yo elijo para doblar, y en esta ocasión me di cuenta que la cinta conectaba muy bien con los valores que me gustaría proyectar, y también me dijeron que querían humanizar más al Grinch, entonces me gustó la idea de participar en la transformación.

¿Qué te gustaría que los niños se llevaran de esta cinta?

Que no se lleven nada porque todos es mío (risas). No, la verdad me gustaría que se llevaran el mensaje principal que es que no todo lo material es importante en la Navidad. De repente la Navidad se ha vuelto demasiado comercial, de pronto todo es Santa Claus, todos son regalos y se pierde la esencia que es conectar con la familia, y también el mensaje es para los papás, porque para los niños es más importante el tiempo que pasan juntos que cualquier regalo que les puedas dar.

En una escena en la que El Grinch le pide perdón a Cindy Lou te escuchamos con la voz entre cortada, ¿en qué te inspiraste para hacerla?

Pues en lo que yo he vivido con mis hijos. Yo te puedo decir que tuve muchos momentos en los cuales cambié estar con ellos por el trabajo, pensando que les iba a dar una mejor vida, pensando que tenía que hacer un patrimonio para ellos, y que se tenían que sentir orgullosos de mí, etc, etc. Entonces me enfocaba más en mi trabajo que en darles tiempo, y luego me di cuenta que fue un error grande. Bendito sea Dios me fue muy bien en la carrera, pero sí creo que les hice mucha falta a mis hijos cuando eran chiquitos.

¿Qué esperas que Aitana aprenda de El Grinch cuando la vea?

El mensaje de no etiquetar a la gente. En este caso todos piensan que él es un amargado, y que nos puede llegar a pasar, todos tenemos alguien de la familia que le decimos “es un Grinch”, o un vecino, y a veces es bullying para ellos, porque las personas que son así por dentro tienen un gran corazón, entonces lo que debemos hacer es abrazarlos, apapacharlos, y a mí me gustaría que mi hija entendiera eso.

Lo que debemos decirte es que Max, el perrito, se robó tu película.

Sí, tienes toda la razón se roba la película, porque tiene unos detalles increíbles, y es como todas las mascotas de toda la gente, nos aguantan todo. Cualquiera que tenga un perro sabe que lo puede dejar horas ahí, y cuando regresas te mueve la cola. Max le hace todo, le hace de desayunar, lo atiende, es como su mayordomo, es su compañero, es su todo, hasta su reno.