Categorías
Corazón

¿A tu hijo le desagrada dar abrazos y que lo abracen?

Si tu pequeño hace caras o no desea abrazarte, no lo fuerces. Descubre por qué sucede y qué puedes hacer.

¿Es normal, debes pedirle que lo haga, obligarlo, alentarlo? Descubre por qué sucede y qué puedes hacer cuando a tu hijo le desagrada dar abrazos y que lo abracen.

Todos los padres tenemos la certeza de que educar con amor a los pequeños es la fórmula ideal para que crezcan y se desarrollen plenamente. Deseamos inculcarles formas para que expresen sus sentimientos, cariño y emociones; sin embargo, no es sencillo para todos los pequeños ni todos son capaces de hacerlo de igual manera.

De hecho, algo típico es que no les gustan los abrazos, ni darlos ni recibirlos; pero no se trata de algo malo, sino de una etapa por la que todos pasamos cuando crecemos. Así que no te alarmes ni lo tomes a mal cuando tu pequeño haga caras porque lo abrazas o le pides que lo haga. Aquí te lo explicamos.

Para comenzar, es importante que no fuerces ni reprendas al pequeño porque no le gusta dar abrazos. Recuerda que es su cuerpo y tiene todo el derecho a decidir el tipo de contacto que le gusta o no recibir.

Abrazar no sólo es una muestra de afecto, sino también una convención que sirve para saludar. Tu peque no lo sabe, lo aprenderá con el tiempo, y no es que no sienta cariño, sino que no tiene la misma necesidad emocional que un adulto para hacerlo.

Negarse a abrazar también es una forma de protección frente a extraños. A determinada edad ellos comienzan a distinguir quiénes son parte de su núcleo familiar o no. Si a un pequeño le genera conflicto hacerlo, es una posible señal de que fue herido de alguna manera, así que debemos averiguar qué sucedió.

Su formación y desarrollo físico y emocional aún dependen de ti, pero su zona de confort es muy diferente a la tuya. Los abrazos pueden no significar lo mismo para él, por lo que tienes que respetar eso.

Dar un abrazo no es la única manera de expresar afecto, por lo que tu pequeño puede encontrar otras maneras de hacerlo. Forzarlo es interferir en su desarrollo y acotar su creatividad para expresarse, así que mejor ayúdalo a descubrir cómo puede hacerlo y sentirse cómodo con ello. ¡Buena suerte!

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Tipos de abrazos para hacer sentir a tu hijo tu amor