Categorías
Corazón

Ayuda a tu hijo a mantener su buen corazón 

Para tener un buen corazón y ser una buena persona no basta con NO hacer daño; es necesario ser consciente de querer hacer el bien. 

Las siguientes son situaciones en las que tu hijo puede dar algo de sí mismo y experimentar la satisfacción de hacer el bien:

Ayúdalo a tener un buen corazón

  1. Pídele elegir una prenda suya pequeña (por ejemplo un par de calcetines en buen estado, una bufanda, una gorra, unos guantes…), o bien un juguete, para donar a un niño necesitado y llévalo a que lo entregue.
  2. Sugiérele recoger las hojas de los árboles caídas sobre la banqueta de tu casa, pero también sobre la acera de una vecina anciana, enferma o simplemente necesitada de ayuda.
  3. Dile que te acompañe a comprar una lata de alimento (permítele elegir) y vayan a donarlo a un centro de acopio o institución de beneficencia.
  4. Pídele ayuda en los quehaceres domésticos (regar las plantas, recoger sus juguetes…) y exprésale lo mucho que valoras su apoyo.
  5. Acuerda con su maestra un día para que, al término de las clases, tu pequeño se quede quince minutos a ayudarle a borrar el pizarrón, acomodar los materiales de trabajo, limpiar bancas, el escritorio, etcétera.
  6. Si ya sabe escribir, aconséjale escribir una carta cariñosa para un anciano de un asilo o un enfermo hospitalizado o bien una notita de agradecimiento para alguien que le haya hecho un regalo recientemente.
  7. Recomiéndale llamar a uno de sus abuelos, tías o tíos sólo para decirles que los quiere y preguntarles cómo están. Pídele que te cuente, en sus palabras, cómo se encuentran.
  8. Si en casa tienes una mascota, propón a tu pequeño jugar un ratito extra con ella, acariciarla o cepillarle el pelo, haciéndole notar lo feliz que eso hace al animalito.
  9. Compra una bolsa de chocolates o caramelos y dile que los reparta entre las personas que de una u otra manera le ayudan diariamente en la escuela: el conserje, el vigilante, la nana, su maestra, etcétera.
  10. Sugiérele que reciba a su papá con sus pantuflas al llegar de trabajar, o que tenga un gesto de amabilidad con su(s) hermano(s).
  11. Dile que te dé un abrazo muy fuerte y un beso cariñoso antes de irse a dormir, externa tu gusto y alegría por ello.
  12. Dejen fuera de su casa platos con agua y croquetas para los perros y gatos de la calle; si en su camino encuentran uno enfermo, haz el esfuerzo por llevarlo a un veterinario y cuídalo hasta que se cure y pueda volver a valerse por sí mismo o darlo en adopción.

Recuerda que un buen corazón se forma con empatía, tu niño será un adulto solidario con sus personas cercana y con el mundo si comienza en ti mismas este gran valor. 

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

Virtudes que tu hijo debe aprender antes de los 12 años