Categorías
Embarazo

¿Conoces cuál es tu peso límite en el embarazo? Saberlo te ayuda a evitar la diabetes gestacional

Se cree que la diabetes gestacional sucede por la cantidad que se consume de azúcar, pero esto no es así: “Se presenta básicamente por los cambios hormonales tan fuertes en el embarazo; además se conjugan otros factores de intolerancia a los azúcares y el aumento de peso”, afirma Vanessa Ubaldo, nutrióloga y educadora en diabetes.

Estos cambios provocan que las células del cuerpo usen la insulina (hormona que ayuda a que las células utilicen la glucosa como energía) de forma menos efectiva, lo cual hace que los niveles de azúcar en sangre se eleven. A esta afección se le conoce como resistencia a la insulina.

Por ello, es muy importante que lleves un control adecuado de tu peso, de tu condición antes y durante el embarazo. Los expertos afirman que el peso por sí solo dice muy poco sobre la salud de la mamá. Según la doctora María Goya, lo ideal sería que te realizaras una consulta preconcepcional antes de buscar el embarazo; el ginecólogo evaluará si necesitas perder peso antes de la gestación y, si no es posible, al menos te enseñará cómo debes comer antes y durante el primer trimestre, siguiendo una dieta sana, no restrictiva; también te recomendará acompañarla con ejercicio.

En sí, tu médico te aconsejará cuántos kilos más o menos puedes aumentar en la gestación, pero hay algunas consideraciones que pueden servirte.

Tu límite en peso

La ingesta calórica media para las mujeres se sitúa en torno a las dos mil calorías. Según los expertos, durante el embarazo la necesidad de calorías diarias aumenta aproximadamente hasta las 2,200 en los seis primeros meses y se incrementa a 2,300 durante el tercer trimestre.

Estas calorías de más son el “combustible” que el cuerpo gestante necesita para realizar todos los procesos que se están llevando a cabo en su interior. Del número total de calorías (2,200—2,300), casi la mitad te servirán de depósito de grasas y proteínas, en especial durante la primera etapa de la gestación. Sin embargo, en el último trimestre es tu futuro bebé quien requiere más energía: nada más para su propio desarrollo, reclama durante este periodo de 100 a 150 calorías para cada día.

El peso ideal de la futura mamá

Los especialistas lo tienen claro: éste es el cálculo de acuerdo con el índice de masa corporal, el estilo de vida antes de embarazarte y los antecedentes familiares. El índice de masa corporal (IMC) en mayores de 20 años se calcula dividiendo el peso entre la altura en metros al cuadrado. Así, por ejemplo, el IMC de una mujer que pesa 70 kilos y mide 1.73 metros de altura, es de 23.7 (70 dividido por 2.99). Se considera que una persona tiene un peso adecuado cuando su IMC está entre 18.5 y 25.

Partiendo de este dato, el ginecólogo calculará cuántos kilos puede engordar la futura mamá a lo largo de toda la gestación:

• Con un peso normal puedes engordar entre 12 y 16 kilos. Si sigues una dieta sana y realizas ejercicio físico puedes continuar con tu mismo estilo de vida.

• Si estás extremadamente delgada (con un IMC por debajo de 18) puedes aumentar entre 12 y 18 kilogramos.

• Si tienes sobrepeso (IMC entre 25 y 29.9) sólo deberías subir entre 7 y 12 kilos.

• Si tu IMC es superior a 30, la ganancia de peso se restringe a 7 kilos, pues se considera que ya tienes suficientes reservas de tejido adiposo.