Categorías
Embarazo

Así afecta a tu bebé la exposición prolongada al ruido

El ruido extremo y constante tiene efectos nocivos en tu bienestar: en el sueño, estado de ánimo, la actividad cerebral, el corazón, las hormonas… Es un hecho que causa efectos adversos sobre ti. Pero, ¿cómo afecta a tu bebé in útero?

El ruido eleva los niveles de ansiedad, nerviosismo, la inestabilidad emocional, el estrés. De hecho, justo tales efectos generan náuseas, dolores de cabeza, tendencia a la discusión, impotencia sexual, neurosis, histeria, incremento de conflictos sociales…

Si sabemos que los bebés in utero sienten todas las emociones y reacciones físicas de su mamá, ¡por supuesto que tu bebé también se ve afectado por el ruido!

¿Cómo esta situación externa afecta a tu bebé?

Imagina, bajo estas situaciones de estrés, aumentan tus niveles en el torrente sanguíneo de unas sustancias denominadas glucocorticoides, muy perjudiciales para el bebé en desarrollo.

Además, también se ve afectado tu sistema inmune, de modo que aumenta la probabilidad de infecciones, con las consecuencias que ello conllevaría para tu embarazo.

Asimismo, el sentido del oído es uno de los primeros que desarrollan los bebés: en la semana 24 ya son capaces de oír sonidos del exterior que le llegan a través del útero. Justo por esto, estudios revelan que la exposición prolongada a ruidos por encima de los 85-90 decibelios está relacionado con un aumento de las posibilidades de tener un parto prematuro o un retardo del crecimiento intrauterino.

Por supuesto, estos daños no ocurren con cualquier ruido; aparecen si te expones de modo prolongado a grandes ruidos, como el tráfico, taladradoras, excavadoras, bocinas en altísimo volumen, etc.

Qué puedes hacer a manera de prevención

  1. Usa con moderación el volumen de tus reproductores musicales, radio y televisión; nunca llegues al volumen máximo.
  2. Evita las actividades y lugares de ocio donde haya niveles de ruido excesivo (conciertos, bares, etc).
  3. Si acudes a una fiesta, no te sientes cerca de las bocinas y equipos de sonido.
  4. No uses el claxon por ansiedad o desesperación.
  5. Favorece un ambiente tranquilo en tu hogar.