Categorías
Embarazo

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

Si antes de embarazarte no se te pasaba ningún detalle y tu memoria funcionaba a la perfección, y ahora te preguntas: ¿por qué tengo mala memoria en el embarazo? Sigue leyendo.

¿Por qué tengo mala memoria en el embarazo?

No te agobies, tu falta de buena memoria se debe a las hormonas.

No tener buena memoria es normal en el embarazo. Lo que dicen algunos estudios médicos es que el cerebro de una mujer embarazada se reduce en tamaño durante el último trimestre de gestación debido a los cambios hormonales. También podrías experimentar una cierta dificultad para adquirir nuevos conocimientos.

La mejor noticia: todo vuelve a la normalidad después de dar a luz a tu bebé.

Una de las afecciones comunes del embarazo es la falta de memoria y el aumento del grado de distracción. ¿Te ha pasado que por nada del mundo encuentras las llaves (¡y las tienes frente a ti o en la mano!)? ¿Que te acaban de decir o pedir algo y ya lo olvidaste? ¿Que en el trabajo u hogar haces las cosas más lento?

También pueden afectar tu memoria…

Falta de descanso

Estar preocupada

Consejos para fortalecer tu memoria

En el embarazo tu prioridad es que tú y tu bebé estén bien, también por eso, tus pensamientos están en otra parte, estás pensando en si se movió, en lo que te falta por comprar, en los preparativos del baby shower o de la gender reveal party, en cómo decorar su habitación, en cómo será el parto… todas estas situaciones ocupan tu mente y minimizan cualquier otra cosa.

Relájate y toma todo con calma.

Reduce tus tensiones al máximo.

Escribe una lista de pendientes con prioridad de importancia.

Pide ayuda.

Descansa más, de ser posible, toma siestas.

Duerme al menos ochos horas seguidas.

Consume más alimentos ricos en Vitamina B12, la encuentras en: carnes rojas, pescado, pollo, huevo, leche, queso y yogur.

Ten una dieta rica en Vitamina B1, la encuentras en:  germen de trigo, arroz, aguacate, aceitunas, cereza, guayaba, papaya, cacahuates, almendras, nueces, calabaza, cebolla, col, espinaca, lechuga, tomate y zanahoria.

El ácido fólico mejora la atención y concentración.

Si ya nació tu bebé y sigues con problemas de memoria, presentas ansiedad, muchas ganas de llorar… podrías tener depresión posparto, no te agobies, también es una situación pasajera, busca ayuda.

¿Te ha pasado que estás «olvidadiza»?