Categorías
Embarazo

Tips para reducir la pancita después del embarazo

Tras el embarazo, el abdomen es una de las zonas que más preocupa a algunas mujeres; suelen preguntarse si volverá a su normalidad. He aquí algunos puntos que pueden ayudarte a cuidar y reducir la pancita después del embarazo. Algunos de estos cuidados deben empezar desde el embarazo.

Para reducir la pancita

Cuida tu piel y no te rasques.

En el embarazo y posterior utiliza cremas humectantes para permitir que la piel esté más elástica y suave. Si sientes comezón evita rascarte en exceso, al hacerlo rompes las delicadas fibras de la piel que se está estirando y harás que aparezcan estrías; si la comezón ataca, ponte más y más crema humectante, aceite de almendras o caléndula, muy útil también en el posparto.

Hidrátate desde dentro.

La hidratación de la piel no solo viene de las cremas que aplicas, lo más importante es mantener tu cuerpo hidratado. Mantente tomando sorbos durante todo el día para que no llegues a sentir sed, eso ayuda a la piel a mantenerse y recuperar su elasticidad.

Posterior al nacimiento…

El útero aún se encuentra con un tamaño aumentado, como de 5 o 6 meses de embarazo, para ayudar al útero a recuperarse hay dos puntos clave:

  1. Lactancia materna. Al amamantar se segrega oxitocina, la cual contrae el útero, además la libre demanda utiliza las reservas de grasa que acumulaste en el embarazo justo con esta finalidad, la lactancia quema mas de 400 calorías al día.
  2. Uso de faja abdominal. Los primeros días la faja ayuda a mantener la presión abdominal y que los órganos internos vuelvan a su posición. No la uses mas de 15 días, ya que los músculos abdominales necesitan ponerse en acción.

Y por último, lo básico: Alimentación adecuada y actividad física.

Aunque estés con lactancia materna no te fíes y elige una alimentación sana y completa, incluye todos los grupos de alimentos de manera balanceada.

Si antes eras una persona fitness seguramente el ejercicio volverá a ser parte de tu rutina, pero a todas las mujeres nos será de gran ayuda movernos para recuperar el tono muscular. Caminatas diarias de 30 a 40 minutos son un excelente comienzo.

Más adelante pasados los 2 o 3 meses te recomiendo muchísimo la gimnasia abdominal hipopresiva, ya que si la prácticas de manera adecuada ayuda a recuperar y aumentar el tono de la faja abdominal, disminuir la diástasis de los rectos y recupera el tono del piso pélvico.

Es importante que no pierdas de vista que tu cuerpo no es el mismo de antes,
ahora ha llevado a cabo una serie de cambios en función de dar vida, y ello nos
cambia física y emocionalmente para siempre, reencuéntrate contigo misma
en esta nueva faceta y no te presiones, evoluciona.

Por Geraldine Loredo Fuentes, médico General, doula, educadora perinatal y de lactancia maternal.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

Top 10 de alimentos que necesitas para tener un embarazo sano