Categorías
Embarazo

¿Sabías que en la semana 14 tu bebé ya gesticula?

¿Sabías que en la semana 14 tu bebé ya gesticula? El feto crece rápidamente. A las 14 semanas de embarazo pesará unos 30 gramos y medirá aproximadamente 10 centímetros. Parece un bebé en miniatura.

Ya ha desaparecido el saco vitelino y su alimentación procede de la placenta, un órgano que va creciendo con él y del que recibirá alimento y oxígeno hasta después del nacimiento, cuando el cordón deje de latir y de mandarle lo necesario para adaptarse al mundo.

En la semana 14 de embarazo cabeza sigue siendo desproporcionada en relación al cuerpo aunque el bebé ya es perfectamente reconocible como un pequeño humano. Sus rasgos faciales van haciéndose cada vez más evidentes y hasta podríamos ver como hace gestos con los músculos de su cara, se chupa el dedo y la manita.

Bebe líquido amniótico y hace pipí dentro del vientre, agita sus brazos y piernas y parece sentirse feliz en su vida intrauterina.

La madre en la semana 14 de embarazo

Las 14 semanas de embarazo ya serán mucho más llevaderas si has tenido antes síntomas como mareos y náuseas. Además, el que el vientre empiece a ser evidente será un motivo de orgullo y alegría, pues sobresale levemente sin resultar pesado.

Los pechos están considerablemente más grandes y bastante sensibles. Si no lo has hecho antes posiblemente sea el momento adecuado para comprar un sujetador de embarazo, cuidando que no tenga aros y que sea de una tela natural y transpirable. Algunas mujeres rechazan que, en las relaciones sexuales, su pareja toque sus senos, pues puede molestarles, siendo algo completamente normal.

Pueden aparecer nuevos síntomas molestos que con una vida sana, descanso, paseos y una buena nutrición se pueden controlar.

A medida que la tripa crece la piel va a tener que estirarse. En algunos casos picará, y nada mejor que mantenerla bien hidratada usando aceites adecuados o cremas específicas sin contraindicaciones. Además, seguro que nuestro bebé siente ese momento agradable y relajante del masaje también.

Sin obsesionarse es conveniente ir verificando que el aumento de peso que tienes es adecuado, calculándose un kilo aproximadamente por mes.

Hacer ejercicio durante el embarazo es conveniente, siempre dentro de lo que sea racional y conforme a lo que hacíamos antes. Hay que evitar ejercicios que supongan un levantamiento de peso excesivo y la sobrecarga en los músculos abdominales. Lo mejor es caminar, nadar, pasear en bicicleta o hacer yoga prenatal, lo que nos ayudará a mantenernos flexibles, mantener una buena forma física y sentir bienestar.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ