Categorías
Especiales

Antes de morir, padre deja dolorosa carta a su hijo

Rafa, el hijo del hombre fallecido, compartió el escrito que dejó su padre

Antes de morir, padre deja dolorosa carta a su hijo. «Si vos estás leyendo esto es porque me mudé de barrio. No hagas nada de lo que se hace siempre, que es hacerle pasar a todos por la experiencia traumática de un velorio y a los chicos de ver a su abuelo en un cajón o no verlo. Derecho al crematorio, cenizas y dale un poquito a Marce para Boulogne si te lo pide y el resto tiralo al mar donde y cuando puedas».

La carta conmueve a las redes sociales. Es la despedida en vida de un padre a su hijo. Rafa, el joven, la compartió en su cuenta de Twitter @hombreenlacaja y enseguida el sentido texto se hizo viral. Allí, con una crudeza que asombra, su padre habla de lo que va a venir, que es justamente la propia muerte.

Dice que le gustaría no ser velado y tiene un párrafo para sus nietos, que no quiere que sufran por «ver a su abuelo en un cajón»

«Hacé lo necesario para que tus hijos tengan en la memoria a su abuelo, que es la forma de seguir vivo. Lo estaré mientras me mantenga en el recuerdo de mis nietos e hijos, como yo tengo a mis abuelos en la memoria y el corazón porque dejaron en mi recuerdos imborrables».

«Fue de golpe, sorpresivo y no dio tiempo a nada, solo él sabe que tenía que hacer», contó Rafa, el hijo, en las redes. Allí dijo que el texto fue hecho el 22 de mayo, pero recién cuatro meses después fue descubierto, una vez que su padre había fallecido. «Hermosa jugada de mi viejo», tuiteó.»La comparto porque me llena de orgullo y porque sí… Como no tuve la despedida esperada y me quedó un sabor amargo, él se ocupó hasta de eso como sabiendo que es lo que iba a pasar», se emocionó el hijo.

La carta fue compartida en Twitter y generó miles de likes. «Basta con esas cosas hermosas que lloro todo», fue uno de los comentarios. «Bueno, acá estoy, llorando a moco tendido», escribió otra usuaria de la red social. «Se me metió esta carta y el recuerdo de mi viejo en el ojo», compartió otra. «Llegué a leer la mitad porque me puse a llorar en el medio del colectivo. Fantástico», escribió una tuitera.