Categorías
Especiales

Cursos de regularización: El lado divertido de la escuela

Encuentra una alternativa diferente, personalizada y menos ortodoxa de poner a tus peques al día con las materias que les cuestan trabajo y, de paso, ayúdalos a encontrar gusto por el estudio.

Encuentra una alternativa diferente, personalizada y menos ortodoxa de poner a tus peques al día con las materias que les cuestan trabajo y, de paso, ayúdalos a encontrar gusto por el estudio.

  

La escuela es necesaria para todos, pero como muchas cosas en esta vida, los métodos no están hechos para todos. En años recientes, la pedagogía moderna nos ha enseñado que existen diferentes estilos de aprendizaje y que no todos aprendemos igual (algunos somos auditivos, kinestésicos o visuales). Las clases de regularización podrían ayudarte a reconocer el modo como tus hijos aprenden de modo tal que, al regresar a la escuela, ponerse al día con el resto de sus compañeros sea más simple.

 

Beneficios generales:

1. Aprovechará parte del tiempo de vacaciones de verano en ejercicios que le ayudarán a ponerse al día con el resto de la clase. Además de salvar el año, fortalecerá su autoestima y probará las recompensas del esfuerzo extra.

 

2. Interrumpir momentos de estudio con actividades recreativas.

 

3. Recompensar su esfuerzo, sin condicionarlo. No obtendrá algo a cambio de una calificación. Al tener más tiempo para reflexionar juntos en sus avances y celebrarlos, eliminará de su cabeza ideas como falta de capacidad o negación para ciertas materias.

 

4. Recibirá herramientas de estudio y eliminará hábitos de estudio negativos, como distracciones y fugas de atención.

 

5. Mejorará sus calificaciones y, con ello, la percepción que tiene de sí mismo dentro y fuera del salón de clase.

 

6. El ambiente relajado y personalizado también contribuye con el nacimiento de amistades que tienen intereses afines, como el estudio.

Recomendaciones:

1. Es imperativo que encuentres una institución profesional que garantice elementos particulares como los espacios adecuados de estudio, recreo y personalización.

 

2. Por lo general, las escuelas ofrecen servicios de este tipo en el verano. Asegúrate de que tu hijo no haga el curso con los mismos instructores del curso escolar. Quizá la razón de su desempeño o rezago esté relacionada con la relación que tiene con sus maestros.

 

3. Si en tus planes está un curso de regularización fuera de México, asegúrate de cumplir con los trámites necesarios para que su experiencia se cumpla en tiempo y forma.

 

4. Permanece atento al desempeño. Infórmate de sus avances con regularidad y, en caso de que sea necesario (si se estresa o manifiesta inconformidad) busca un especialista para analizar su caso de modo independiente.