Site icon Padres e Hijos

Mes 12: ¡Tu bebé va a cumplir un año!

Mes 12: ¡Tu bebé va a cumplir un año!

Mes 12: ¡Tu bebé va a cumplir un año!

¡Cómo pasa el tiempo! Y qué mayor se ha hecho. Ha crecido y da gusto ver cómo se convierte en un niño grande.

Puede empezar a andar… ¡de verdad! Da pasos torpes, pero ya sin agarrarse de un adulto. Y también comienza a parlotear. Cada día aprende algo nuevo. Pero cuidado, le gusta abrir los cajones, mirar qué hay dentro y observar todo lo que hay en su camino.

Va a cumplir un año. ¡Un año! Cómo ha pasado el tiempo y cómo ha cambiado el niño en este periodo. Tu bebé, ya de 12 meses, no se parece en nada a ese pequeñín tan indefenso con el que saliste del hospital. Ahora es todo un señor o una señorita y en unos días dejará de ser considerado bebé (este término se utiliza únicamente para el niño desde los cero a los 12 meses). Da un poco de penita decir adiós al nene y saludar al bebé grandote, pero esta nueva etapa que va a comenzar es igual de bonita, ilusionante y llena de emoción.

El niño ha triplicado su peso desde que nació y su altura ha aumentado en 50 por ciento. Además, avanza por sí solo sin ningún apoyo (algunos empiezan a andar antes, otros después), no obstante, aún se siente más cómodo gateando. Por eso, a veces, cuando está de pie y ve algo que le gusta a lo lejos, se tira al suelo y gatea hasta su objetivo.

Da mucha ternura verle avanzar con las pompas paradas, detenerse cuando algo le llama la atención, apoyar las manitas y hacer fuerza para levantarse. Si quieres animarlo a hacer ejercicio, puedes ponerlo en una esquina de una habitación y llamarlo desde la otra. Coloca obstáculos para que vaya salvándolos. Cuando llegue a ti, dale un fuerte abrazo y dile: «¡Qué bien, campeón, lo has logrado!». Necesita los refuerzos positivos que lo hagan sentirse seguro y lo animen a seguir avanzando en su desarrollo.

El niño ya es un ser pensante (nada que ver con el que era hace tan sólo unos meses) y empieza a mostrar, incluso, imaginación. Puede utilizar el pensamiento simbólico, es decir, imaginando que la cuchara es un peine. Por eso, no te extrañes si lo ves intentando cepillarse con ella.

Pero mamá, tú sabes que tu hijo, aunque ya ha crecido y parece más fuerte a simple vista, aunque tiene muchas más habilidades y es algo más independiente que cuando era un recién nacido, sigue necesitándote. Y mucho. Tus brazos aún son su refugio, y tu sonrisa la aprobación que requiere para ser feliz.

QUÉ ESPERAR DE TU BEBÉ ESTE MES:

? Sus sentidos están desarrollados al máximo y se muestra muy receptivo a todo lo que ocurre.

? Cada vez que le hablamos asimila más vocabulario. Ya pronuncia palabras con sentido (pan, agua, más, no…).

? Llama a sus padres diciendo «papá» y «mamá» y entiende muchas de las cosas que le dicen.

? Domina por completo el movimiento de pinza para, por ejemplo, tomar migajas de pan.

? Ya introduce objetos dentro de otros y hace torres simples con cubos grandes.

? Se convierte en un explorador minucioso y en un «lector» en potencia. Empieza a reconocer cosas en fotos y dibujos; también señala lo que casa gateando o agarrándose de los muebles.

Exit mobile version