Site icon Padres e Hijos

Octavo mes: La necesidad de no estar tan pegado a mamá

Octavo mes: La necesidad de no estar tan pegado a mamá

Octavo mes: La necesidad de no estar tan pegado a mamá

A partir de esta edad es importante que sepa que mamá a veces no estará y que eso está bien.

Mamá es la persona más importante para el niño. Siempre lo ha sido. Pero a los ocho meses, su relación con ella cambia un poco. Hasta ahora, el vínculo entre madre e hijo era perceptible por todos: el pequeño sonreía y balbuceaba con mayor naturalidad ante ella. Sus expresiones eran la forma de transmitirle que con su madre se sentía confiado. Mamá era y es su figura de apego. Gracias a la seguridad que ella le transmite, él es capaz de enfrentarse al mundo. Pero cumplidos los ocho meses, y más o menos hasta el año y medio, el pequeño tendrá otro modo de expresarle que es su preferida. Además de todo lo que hemos dicho, ahora sentirá cierta ansiedad y enfado cuando se aparte de ella. Es lo que se llama angustia de la separación.

No es que le den miedo otros adultos, no. De hecho, el bebé puede sentirse bastante confiado entre extraños (esto dependerá del carácter de cada uno). Pero mamá es la mejor y la prefiere a cualquier otra persona. Por eso, cuando ella lo deja en otros brazos, llora. Y si el nene quiere que alguien lo cargue, su primera opción siempre será mamá. Y, claro, como ella es tan especial, al desaparecer mucho tiempo, el pequeñín sentirá miedo.

PERIODO DE ADAPTACIÓN

Pero mami tiene que irse, no puede estar siempre a su lado, aunque las primeras separaciones no deberían ser muy largas. Es mejor salir de casa todos los días una hora que pasar un día entero fuera. También es importante no prolongar las despedidas, pero tampoco «desaparecer» sin previo aviso. Y, sobre todo, es primordial que la madre no transmita su propia «angustia» por dejar al bebé. Una buena idea es dejar un objeto que le recuerde o huela a ella (un fular, una foto, su suéter…). Si ya es tiempo de que mamá vuelva al trabajo y tenga que dejar al hijo en una guardería o con una niñera, conviene entonces establecer un periodo de adaptación durante, más o menos, una semana.

 

QUÉ ESPERAR DE TU BEBÉ ESTE MES:

? Se parte de risa cada vez que le hacen monerías, y a papá y mamá les encanta hacerle cosquillas en su pancita y darle besitos después de cada baño

? Se sienta sin peligro de caerse, se arrastra sobre su cuerpo y puede intentar gatear (no hay que preocuparse si no gatea: algunos no lo hacen nunca). Se pone de pie y sus piernas sostienen su peso

? Le divierte tirar objetos al suelo e intenta alcanzar lo que le llama la atención

? Imita sonidos y pronuncia monosílabos. Algunos dicen palabras («papá» o «mamá»), aunque sin su sentido

? Hay que marcarle límites y decirle «no» cuando esté en peligro

? Hay nenes que reconocen los preparativos de situaciones, como el paseo, la comida… y se emocionan ante lo que va a venir.

Foto: Shutterstock

 

Exit mobile version