Categories
Especiales

5 Consejos para mantener saludable la piel de tu bebé

La piel del bebé es tan delicada que requiere cuidados especiales. Aquí te decimos las recomendaciones básicas para evitar irritaciones, alergias, descamaciones o rozaduras.

La piel del bebé es tan delicada que requiere cuidados especiales. Aquí te decimos las recomendaciones básicas para evitar irritaciones, alergias, descamaciones o rozaduras.

La piel es el órgano más grande del ser humano y se comienza a desarrollar desde la etapa embrionaria y sigue madurando aún fuera de la madre durante los primeros meses de vida. Por ello, la piel del bebé es de un 40 a 60 por ciento más fina y delicada que la de un adulto, requiriendo cuidados especiales para mantenerla saludable.

 

1.     Productos hipoalergénicos

Cualquier producto que usemos para nuestro bebito debe contener componentes especiales para los primeros meses o años de vida. Éstos se conocen como hipoalergénicos porque están hechos con materiales que ayudan a disminuir el riesgo de provocar una reacción alérgica, y dado lo delicado de la piel de tu bebé, es recomendable usar sólo productos especialmente diseñados para ellos. Además, evita los productos que contengan alcohol y que estén libres de parabenos. Huggies® cuenta con una gama de productos con los que tu tranquilidad está asegurada.

 

2.     ¡Adiós rozaduras!

Haz el cambio de pañal un momento que tu bebé disfrute y para ello debes evitar rozaduras en el área. Para prevenirlas, usa pañales que sean suaves con su piel y estén hechos con materiales más puros y naturales como los pañales Huggies®. Y en cada cambio de pañal limpia a tu bebé con toallitas Huggies® Natural Care con textura algodonosa y elaboradas con ingredientes naturales y 90% biodegradables. Además, contienen triple glicerina, vitamina E y Aloe que mantiene la piel limpia e hidratada.

3.      Limpieza profunda

Más allá del baño diario, es importante que mantengas limpias zonas como las mucosas de la nariz y los ojos. Lo ideal es utilizar un poco de suero fisiológico para estas áreas y reforzarlas contra infecciones y contaminación. Y en las cavidades auditivas, te recomendamos no usar objetos alargados como cotonetes, un delicado paño húmedo es suficiente y no te obsesiones con una limpieza muy profunda, recuerda que el cerumen tiene la función de proteger este órgano.

4.    Perfecta hidratación

La higiene es básica pero no te olvides de mantener a tu bebé bien hidratado. Hay productos que te ayudan a proteger cada área y evitan que la resequedad maltrate su delicada piel. La piel de un bebé está más hidratada que la de un adulto, por lo que es necesario mantenerla siempre así. Su piel está cubierta por la vérnix caseosa, la cual tiene un alto contenido de agua y grasa que la protege. Mantenla siempre hidratada con las cremas de Huggies® que no sólo protegen su piel, también la consienten con productos naturales.

 

5.    ¡Al agua patos!

El baño es la mejor manera de mantener la piel de tu bebé saludable y libre de contaminantes que puedan irritarla. Utiliza productos especiales para tu bebé como toda la línea de productos Bath and Body de Huggies® y recuerda que es muy importante secar cada pliegue de la piel de tu bebé perfectamente.