Categories
Especiales

La siesta: aún necesarias a los nueve meses

Lo importante es comprobar que el bebé esté alegre mientras esté despierto. Así sabrás si está durmiendo lo que necesita.

Lo importante es comprobar que el bebé esté alegre mientras esté despierto. Así sabrás si está durmiendo lo que necesita.

PREGUNTA

Tengo una niña de nueve meses y medio, tiene dos periodos de siesta, una por la mañana y otra después de comer. ¿No está muy grande ya para seguir haciendo siestas matutinas?

RESPUESTA

Las siestas son necesarias

Lo importante es que duerma las 14 horas que necesita un bebé de su edad, y que la mayor parte de ellas (entre nueve y diez) sea por la noche, para que vaya estableciendo su rutina de sueño. Como distribuya el resto no es tan importante.

De cualquier forma, cada niño es diferente. Sólo hay que comprobar si está alegre el tiempo que se mantiene despierta. Eso indicará que tiene un sueño reparador y descansa bien.

A partir de los seis meses la mayoría de los niños sólo hace una siesta por la mañana y otra por la tarde. Estos descansos suelen mantenerse un tiempo, aunque a medida que van creciendo se van haciendo cada vez más cortos. Entre los 12 y los 15 meses ya no duermen  por la mañana. Pero las necesidades de sueño varían de un niño a otro. Lo esencial es que se desconecte de las actividades diarias.