Site icon Padres e Hijos

Para disciplinar a tu hijo, suelta el poder y dale más amor

Disciplinar consiste en favorecer hábitos saludables y establecer límites que permitan regular en forma positiva el comportamiento de tu hijo. En este proceso de enseñanza, papá y mamá necesitan “romper con muchos paradigmas de su propia crianza. ¿Estás lista para hacerlo?

El primero de estos paradigmas es creer que la disciplina requiere gritos, insultos o hasta golpes. También, evitar caer en el extremo de la permisividad, “donde la figura de autoridad se ve diluida y los niños crecen sin una clara referencia de límites concretos y sin las bases para una ética y moralidad en su conducta”, advierte la experta en psicología educativa Alma Rosa Martínez.

Gritar y golpear son formas de violencia que enseñan que generar miedo y dolor es una vía para controlar la conducta. En este sentido, la disciplina es la cualidad que nos ayuda a conseguir lo que queremos en la vida, a llegar sin perdernos por el camino.

Piensa que en cuestiones de disciplina no estás frente a tu hijo luchando por el poder, sino a su lado, enseñándole a no sucumbir ante la frustración; transmitiéndole con amor y seguridad las normas que rigen la vida personal y social que le ayudarán a manejarse en la vida.

MENOS PODER, MÁS AMOR

ESTE ARTÍCULO SALIÓ PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE PADRES E HIJOS EN ABRIL DE 2019, FUE REDACTADO POR JESSICA LÓPEZ CERVANTES.

FOTOS GETTY IMAGES

Exit mobile version