Categorías
Especiales

Quinto mes: ¿De dónde vienen sus primeros balbuceos?

Es aún más activo y comienza a a tratar de hablar. Bienvenida a la etapa del «balbuceo».

Es aún más activo y comienza a a tratar de hablar. Bienvenida a la etapa del «balbuceo».

Todavía no puede hablar, pero parece que lo intenta. «Ba-baba», dice el niño. «Sí, cariño», contesta mamá, «¿eso crees?». «Ta-ta-ta», parece que responde él. En realidad, al principio, los bebés no necesitan el lenguaje: son capaces de comunicarse para «decirte» lo que necesita desde su nacimiento. ¿O acaso lo primero que aprende mamá y papá no es a diferenciar los llantos de hambre, de sueño o de dolor de su bebé? Hasta hace muy poco su principal forma de expresarse era llorando. Durante las primeras semanas, de hecho, era la única herramienta del nene para localizarte, quejarse, pedir, avisar… Dos meses después, su llanto se perfeccionó una barbaridad: tenía distintos ritmos y tonalidades según la causa que lo provocaba.

BALBUCEOS DE DIFERENTES TONOS

Pero es al quinto mes (algunos más tarde) cuando empieza la etapa del «balbuceo» propiamente dicho. ¿Te has dado cuenta de que tu hijo ha comanzado a mezclar vocales y consonantes y a repetir la sílaba resultante: pa-pa-pa-pa, ti-ti-titi…? Gracias al desarrollo de los músculos y las cuerdas vocales, ha ampliado su gama de sonidos. En realidad, suele usar tres o cuatro sonidos diferentes: «b», «m» y «u» (los más utilizados) y los combina en cadenas interminables. Además, empieza a perfeccionar la técnica dotando a sus balbuceos de diferentes tonos. Sube el volumen, lo baja, lo vuelve a subir… casi podrías decir que está cantando. Desde luego, se está escuchando y le agrada.

Algunos bebés, a esta edad, pueden dar muestras de que ya reconocen su nombre. Si lo pronuncias en medio de la conversación o te diriges al niño nombrándole, puede que deje de hacer lo que tiene entre manos y te dedique una tierna mirada y la mejor de sus sonrisas. Además, queda poco para otro gran hito de su desarrollo: el próximo mes repetirá sonidos guardando el turno de palabra. Se parará, escuchará e intentará imitarlos.

QUÉ ESPERAR DE TU BEBÉ ESTE MES:

? Comienza a distinguir la manifestación de sus propias emociones: alegría, tristeza, tensión?

? Intenta sentarse sin ayuda y ya es capaz de sostener la cabeza cuando permanece sentado

? Distingue ligeramente entre las gamas de distintos colores (por ejemplo, los tonos pastel)

? Extiende los brazos para tomar los objetos que le llaman la atención. Ahora puede sujetarlos con toda la mano, pasárselos de una a otra, chapotear en el agua, arrugar un papel…

? Su reflejo en el espejo le hace muchísima gracia. Acaba de descubrir que él es su mejor diversión

? Se concentra más y por más tiempo, lo que le permite jugar con el mismo juguete unos minutos

? Algunos bebés ya dan muestras de reconocer su nombre.

 

Foto: Shutterstock