Site icon Padres e Hijos

Errores de primeriza: Abrigarlo para dormir

Errores de primeriza: Abrigarlo para dormir

Errores de primeriza: Abrigarlo para dormir

Es una equivocación muy común que altera el sueño de tu tesoro.

La temperatura es uno de los factores que más condiciona el sueño del bebé, junto con la luz de la habitación y el ruido. Para ayudarle a que tenga un reposo reparador, lo ideal es que exista una temperatura de entre 18 y 21  ?C. Por encima o por debajo se altera la calidad del sueño del niño y se producen más despertares.

Es preferible conseguir esa temperatura por medio de la calefacción que poniendo más ropa en la cuna. Los edredones o mantas limitan los movimientos del niño y pueden llegar a agobiarle, entorpeciendo sus horas de descanso. Ahora bien, es importante elegir un sistema de calefacción que no reseque en exceso el ambiente. En cualquier caso siempre es buena idea consultar con el pediatra la posibilidad de utilizar un humidificador en su dormitorio.

Exit mobile version