Categorías
Especiales

¿Qué hacer si tu hijo no quiere ir a la escuela?

Si después de las vacaciones, tu hijo no quiere ir a la escuela, checa estos tips para evitar los llantos y pretextos.

Si después de las vacaciones, tu hijo no quiere ir a la escuela, checa estos tips para evitar los llantos y pretextos.

A todos los niños les gustan las vacaciones, despertarse tarde y jugar todo el día, pero justo cuando llega el momento de volver a clases, esto se convierte en una batalla campal.

Llantos y frases como «no quiero ir a la escuela», «me duele la panza», «tengo sueño», etc., son las expresiones más comunes en los niños para evitar ir a clases.

Focos de atención

  • Asegúrate de que no esté enfermo. Pregúntale si tiene alguna molestia o dolor.
  • En ocasiones los niños pueden desarrollar alguna anemia ligera por realizar varias actividades, no comer bien hace que se sienta débil y cansado.
  • Incluso puede ser que tu hijo no haya dormido bien por la ansiedad de volver a la escuela y enfrentarse a la rutina de levantarse temprano y cumplir con sus deberes.

¿Qué hacer si no quiere ir a la escuela?

Habla con tu hijo. Tanto papá como mamá deben buscar el momento ideal para hablar con su hijo para identificar los motivos por los cuales no quiere ir a la escuela. Quizá siente temor a lo desconocido por ir a una escuela nueva o por algún cambio importante, ya sea un nuevo maestro, etc., puede causarle ansiedad.

Explícarle que ir a la escuela es necesario, así como lo bueno y divertido que es ir a aprender y jugar con sus compañeros. Si no has encotrado la justificación real de por qué tu hijo no quiere ir a la escuela, debes analizar tu entorno familiar, ya que también allí se puede encontrar la base del problema.

También puedes ayudarlo cambiando algunos hábitos en sus actividades:

  • Realizar una rutina para dormir y despertarse.
  • Hacerle saber que comprendes lo que siente y que todo estará bien.
  • Recordarle que es un niño o una niña valiente y capaz de ir a la escuela
  • No imponer castigos, funciona mejor el apoyo y la motivación.
  • Si es un niño de primaria, acompañarlo a conocer a sus nuevos compañeros.
  • Hacer un día de compras escolares.

Considera que si es su primera escuela, tu hijo estará más irritable, cansado y sensible, por las primeras semanas de asistir a la escuela.

Si tu hijo sí se queda en casa, no hagas de este día uno extra divertido y gratificante. Sin duda, la mejor manera de ayudar a tu hijo es una buena comunicación entre padres e hijo para solucionar cual sea el problema y brindarle la confianza necesaria para que tu hijo exprese lo que le siente y piensa.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también: 

¿Su primer día en el kinder? Ayúdalo con estos tips