Categorías
Nutrición

Los aliados de toda tu familia

Los probióticos son la nueva revolución del bienestar para mamás, aquí cómo aplicarlos.

Como padres, siempre estamos al pendiente de los alimentos que consumen nuestros hijos. Buscamos que sean nutritivos, deliciosos y que les den una ayuda extra. Pero, ¿cuántas veces pensamos en los mismos beneficios para nosotros? En esta nota te presentamos a un aliado que, además de ser parte de alimentos muy ricos, te provee de muchísimas ventajas y ayuda a cuidarte.

 

¡Pro-todo!

Los probióticos son microorganismos (principalmente bacterias) que, a diferencia de aquellos que ocasionan enfermedades, contribuyen a realizar funciones habituales del cuerpo. ¿Cómo? Pues bien, las formas en las que te ayudan son diversas y todos los miembros de la familia pueden verse beneficiados al utilizarlos. Sigue leyendo para convencerte de sus bondades.

 

Para enanos y gigantes

Los efectos de los probióticos para los adultos son variados. Los más difundidos suelen relacionarse con la salud digestiva, ya que estas bacterias ayudan a digerir ciertos tipos de carbohidratos. También modulan la respuesta inmune, mejorando no solo la salud intestinal, sino la de todo el organismo. Otras finalidades, un poco menos conocidas, aunque no menos importantes, tienen que ver con la piel. Los probióticos revierten el daño causado por los rayos UV, además de mejorar la cicatrización después de heridas o quemaduras. El beneficio, muchas veces, depende de cómo consumes o aplicas estos microorganismos.

 

Ahora bien, pensando en los pequeños, deberás saber que un sondeo del NCCIH (National Center for Complementary and Integrative Health) encontró que los probióticos son el tercer producto natural más consumido por los niños en Estados Unidos, seguramente por los beneficios puntuales que éstos aportan a los infantes, que incluyen, según algunas investigaciones: la prevención de cólicos, constipación y reflujo, sobre todo al consumirlos en los 3 primeros meses de vida.

 

¿Dónde están?

Los beneficios en la piel suelen ser más marcados cuando los probióticos se aplican en cremas y maquillajes que los contienen. Por otro lado, las ventajas digestivas llegan cuando los consumimos en alimentos, aunque, al modular el sistema inmune, la epidermis también se verá favorecida si los comemos. Entre los alimentos que los contienen, el más conocido de todos es el yogur. Elige la presentación que más te convenga (pero que los contenga) y aprovecha todos los beneficios de estos pequeños, pero poderosos aliados de tu familia.