Categorías
Padres e Hijos

Cómo enseñar a tus hijos a protegerse del abuso sexual

Enséñale a prevenir y protegerse del abuso sexual. La mayoría de los padres se estremece al pensar que alguien pueda dañar de un hijo. Por desgracia, esa posibilidad existe.

Los estudios revelan que hasta 23% de las niñas y 15 % de los niños menores de 17 años ha sufrido algún tipo de abuso sexual; también que la mayor incidencia en abusos a menores se da entre los seis y los 12 años. Bajo tales condiciones, la prevención del abuso sexual infantil es esencial, sobre todo dentro de una educación afectiva y sexual adecuada a la edad de cada niño.

Por ello, frases como “prohibido hablar con desconocidos” o “no te subas en un coche sin nuestro permiso” son mensajes que muchos papás dan a sus hijos, pero parece difícil saber hasta qué punto ellos captan correctamente su significado. Además, estos consejos son poco realistas: con frecuencia el agresor procede del entorno social o familiar de la víctima y emplea la violencia emocional: engaño, manipulación, amenaza o el soborno, que dificultan la revelación del incidente.

El objetivo es, entonces, enseñarles a evitar que sean presa fácil y ante una posible agresión, sepan reaccionar con prontitud.

Role-playing para aprender

Los niños aprenden mucho mejor mediante el juego. Esta técnica es muy eficaz en estos casos: consiste en practicar juntos situaciones peligrosas hasta que tienen claro lo que deben hacer. Así, llegado el momento, saben reaccionar siguiendo las instrucciones que les han dado.

Pueden dedicar una tarde a escenificar en el parque distintas experiencias que puede vivir y cómo debe actuar en cada caso:

Qué debe responder si se le acerca un extraño y le pide ayuda para buscar un perro extraviado o que le regalará caramelos en su auto.

Qué debe hacer si un conocido, como un profesor o un vecino, lo invita a su casa a merendar porque quiere enseñarle un nuevo juguete.

Dale ejemplos del tipo de explicaciones que los agresores suelen utilizar, como: “Tus papás me llamaron para que viniera por ti”.

Mensajes de respeto y confianza en sí mismo 

Enséñale a quererse y a respetar sus necesidades emocionales desde el principio, crecerá más fuerte y seguro que si lo educas para ser sumiso y obediente. Por ejemplo, las niñas dulces y calladas son fácilmente víctimas de abusos que las que tienen claro cuándo y cómo defenderse de las agresiones.

Otra lección que necesita aprender es que su cuerpo es suyo y nadie puede obligarle a hacer cosas que le incomoden; que su cuerpo es de él y nadie lo puede tocar. Por eso no debes insistir que tu hijo dé un besito de cortesía al tío o a la vecina de la abuela si no quiere.

Las preguntas que los niños hacen sobre sexo y reproducción son una excelente oportunidad para hablar con ellos, ver juntos algún libro sobre el tema y transmitirles que la sexualidad es sana y natural.

El sexo es una expresión de afecto y respeto hacia uno mismo y a la persona querida, nunca algo impuesto. Igual es bueno que sepan que sus papás se quieren y que cuando los adultos se aman, se besan en la boca o se acarician, cosas que no deben hacer los adultos con los niños.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

¿Cómo saber si mi hijo está sufriendo abuso sexual?