Categorías
Padres e Hijos

Ayuda a que tus hijos descansen correctamente

De acuerdo a la Sociedad Española de Neurología, uno de cada cuatro niños sufren algún tipo de trastorno del sueño, lo que puede derivar en problemas de concentración, aprendizaje, desarrollo, salud y comportamiento.

Los niños que no duermen bien, no solo están cansados, lo que provoca mala concentración afectando su desarrollo en la escuela, también pueden presentar irritabilidad, nerviosismo, hiperactividad, cansancio, cambios bruscos de comportamiento, dolor de cabeza, problemas de apetito, entre otros.

Es por ello que los expertos alertan a los padres sobre la importancia que tiene para los niños un descanso apropiado de acuerdo a su edad; pero lo más relevante es que los padres adopten, en su rutina diaria, las medidas necesarias para que los menores cumplan con el descanso que requieren.

Para evitar que nuestros peques padezcan algún trastorno como narcolepsia (somnolencia excesiva y ataques de sueño frecuentes durante el día), terrores nocturnos, síndrome de movimientos periódicos de las piernas, sonambulismo, tics, hablar dormidos, apnea del sueño, entre otros, se recomienda

 

Especial

-Ser estrictos en horarios y rutinas para conciliar el sueño.

-Tener hábitos para antes de dormir como contar cuentos o realizar ejercicios de relajación. Así el cuerpo de tus hijos sabrá que es hora de descansar cuando comiencen con ellas.

-Crear un ambiente adecuado para el descanso: un cuarto confortable y a su gusto, una cama adecuada, etc.

-No retrasar la hora de ir a dormir si los niños están cansados.

-Evitar “obligarlos” a dormir si están muy activos.

-Dejar el uso de pantallas, tabletas y celulares una hora antes de ir a la cama.

– Realizar actividad física por la mañana o la tarde para mejorar su descanso.

Si tu hijo presenta algún trastorno del sueño o te percatas que está más cansado de lo normal, no dudes en pedir ayudar a tu pedíatra, él te recomendará qué hacer o con quién acudir para evitar que se agrave el problema.