Categorías
Padres e Hijos

¿Cómo ayudo a mi hijo para que haga amigos?

Según los expertos las habilidades que deben tener los niños para poder tener amigos son las verbales, interpersonales y emocionales.

¿Cómo ayudo a mi hijo para que haga amigos? Recordemos que todos somos diferentes, mientras unas personas son considerados el alma de la fiesta, otros prefieren acurrucarse con un libro, por lo que, hacer amigos no es una prioridad social, sino que va más allá, me refiero a desarrollar habilidades en nuestros hijos.

Según los expertos las habilidades que deben tener los niños para poder tener amigos son las verbales, interpersonales y emocionales, para mejorar el desarrollo cognitivo, ya que tener amigos nos hace más felices lo que contribuye a un mejor rendimiento escolar, además que todos necesitamos tener un vínculo de pertenencia.

Si tu hijo tiene todas estas habilidades podrá conversar más rápido con las personas que le rodean y así conseguir amistades, además aprenderá a compartir y ser útil mostrando empatía para fortalecer los lazos de amistad.

“Por favor, perdón y gracias”, desde pequeños es importante enseñar a los hijos a decir estas palabras de respeto, gratitud y humildad, puesto que serán más empáticos, ayudándolos a socializar y a adaptarse de mejor forma al entorno que los rodea, logrando interactuar de forma eficaz.

¿Cómo enseñarlas? Es fácil, incluye las palabras en tus conversaciones cotidianas, recuerda que los niños aprenden con el ejemplo de los padres, incluso, enséñales el significado de cada palabra por ejemplo: “gracias” expresa agradecimiento, “por favor” denota a obtener las cosas que desean de manera respetuosa y “perdón” denota a un sincero arrepentimiento a reconocer errores.

Es normal que los niños muy pequeños sean egoístas y no quieran compartir sus juguetes, provocando que sean poco empáticos con las personas que les rodean, para ello, es importante ayudar a tu hijo a controlar sus emociones de enojo y frustración, practicando los valores de compartir y de perdonar. El doctor Dan Kindlon explica que si los padres son permisivos y no los enseñamos a esperar su turno, a posponer la satisfacción y a resistir la tentación, es probable que los hijos no tengan un carácter sólido y así no puedan conseguir amigos.

Algunas veces las bromas son una manera de socializar, además fomentan la imaginación y la complicidad entre compañeros. ¡Claro! Hacer bromas tiene que ser con respeto para no dañar a los demás. El psicólogo Louis Franzini  aconseja qué para alimentar el buen humor en los hijos, debemos cantarles desde pequeños imitando voces de personajes, utilizar libros, películas, disfraces que convierta una aburrida situación en algo gracioso.

Una manera de ayudar a los hijos a tener amigos es organizando encuentros para que se reúnan con niños de su edad, puede ser que los invites a tu casa para comer después del colegio y así jugar toda la tarde. Recuerda que cuando los hijos son pequeños deberás ayudarlos a jugar para fomentar su imaginación.

Recuerda que el verdadero significado de la amistad es compartir buenas y malas experiencias de vida, así como ayudarse mutuamente, aprender a escuchar, expresar tus puntos de vista, entre otras cosas.  ¡La amistad es un lazo sólido que se debe cuidar todos los días con buenas acciones!