Categorías
Padres e Hijos

10 frases para calmar a un niño enojado

10 frases para calmar a un niño enojado

¡Está enojado y tú pierdes el control! No es sencillo calmarlo y calmarte, pero te recomendamos estas frases para lograrlo. Bájale a los ataques de ira y aprende junto con tu hijo a adquirir la habilidad de manejar positivamente las emociones.

10 frases para calmar a un niño enojado

En vez de decir…

  • Ya estás grande, no llores.
  • ¡No seas enojón!
  • No avientes la comida.
  • ¡Apúrate ya!
  • ¡Ya no grites!
  • Siempre te quejas de todo.
  • ¿Cuántas veces debo repetirlo?
  • Vete de aquí, ¡mejor enciérrate en tu cuarto!
  • ¡Ya no te aguanto!
  • Estoy muy enojada contigo

Es mejor si le dices…

  • Mamá y papá a veces nos sentimos así también, no te agobies tanto, créeme: pronto pasará.
  • ¿Y si gritamos juntos?
  • Cuando avientas tus alimentos me parece que no te gusta lo que cociné, ¿quieres algún otro platillo?
  • ¿Qué necesitas para estar listo e irnos a la clase de natación?
  • Dímelo por favor con tu tono normal de voz, así me es un poco complicado entenderte.
  • Tienes toda mi atención, ¿cómo podemos solucionarlo?
  • Creo que tus oídos no me escucharon, te lo diré una vez más y luego, por favor, ¿me repites la indicación?
  • Voy a esperar a que te calmes y luego vamos a abrazarnos, ¿está bien?
  • Este es un momento muy complicado, pero lo resolveremos juntos, calma.
  • Estoy enojándome mucho, necesito respirar y relajarme también.
  • ¿Lo intentamos juntos?

Cuenta hasta 10 y lee esto…

5 tips para tener paciencia, paciencia y más paciencia

Estas frases son positivas porque…

  • ¿Has visto que algunas personas o en películas gritan en almohadas para liberar el enojo? Esta acción alivia la energía y relaja.
  • Apoyas a tu hijo para que recapacite en sus acciones.
  • Permite a tu hijo estar más consciente sobre las rutinas y así adquirirá poco a poco responsabilidades, como guardar sus juguetes…
  • Si tu hijo imagina las mejores soluciones a los problemas que lo agobian, se sentirá satisfecho.
  • Si tu hijo repite tus frases, captará mejor lo que le quieres transmitir.
  • Si aislas a tu hijo pensará que hay algo malo con él: es preferible si le das un espacio pero lo acompañas para cuando esté listo para hablar.
  • Refuerza la emoción que está experimentando (“sé que estás enojado…”).
  • Con tu ejemplo, tu hijo ve que tú también experimentas el enojo y juntos pueden aprender a moderarlo.

No está bien reprimir las emociones; mejor enséñale a tu hijo a trabajar con ellas de manera sana; la verdad es que a cualquier edad a todos nos enoja algo en la vida.

¿Tu hijo es muy enojón?

Foto: Getty Images

Mira cómo reforzar la autoestima de tu hija…

5 frases que debes decirle a tu hija todos los días