Categorías
Padres e Hijos

Escuelas-bosque, ¿imaginas a tu hijo estudiando en medio de árboles y ríos?

Es una nueva tendencia en países como Dinamarca y Alemania que pretende armonizar la convivencia del ser humano con la naturaleza. Las escuelas-bosque son una propuesta pedagógica que traslada a los niños a un ambiente donde puede sentirse libre, experimentar más sensaciones y aprender de la mano de la naturaleza. 

Los beneficios demostrados de las escuelas-bosque

Según nota de Pijama Surf, existen actualmente por lo menos seis escuelas de este tipo en Cataluña, España. Los estudiantes suelen tener de 3 a 6 años y se utilizan elementos naturales como piedras, semillas y animales para enseñar cosas que van desde «las matemáticas hasta lenguaje o psicomotricidad, sin pupitre alguno». Los beneficios que se han encontrado:

  1. Más contacto con la naturaleza y menos uso  de la tecnología o la mediatización.
  2. Incrementa la confianza y la resiliencia de los niños.
  3. Los niños se vuelven conscientes de su entorno. Empiezan a saber los nombres de las plantas, a entender el comportamiento de ciertos animales y, posiblemente, incluso de ciertos fenómenos naturales.
  4. Contrarresta el ensimismamiento que suele ser parte de una sociedad individualista o de una crianza «sobreprotectora».
  5. Fomenta que los niños exploren el mundo.

¿Qué opinas de estas escuelas, te gustaría que tu niño pudiese asistir a una de ellas? 

Mira estas ideas para ayudar a tu hijo para desconectar con la tecnología.

FOTO GETTY IMAGES