Categorías
Padres e Hijos

Golpear a tus hijos no es opción: estudios

Investigaciones recientes afirman que el mal comportamiento de los hijos no se evita con los golpes.

Según estudios de la Academia Americana de Pediatría afirman que los azotes y golpes como forma de disciplina para criar a los menores es inefectiva a largo plazo. Por lo tanto se debe erradicar esta manera de disciplinar a los hijos como se acostumbraba no hace muchos años atrás.

Tras ir actualizando sus investigaciones llevadas a cabo desde 1998, la Academia Americana de Pediatría concluye que «ahora podemos afirmar con mucha más fuerza que los padres nunca deben golpear a sus hijos ni utilizar insultos verbales o expresiones que humillen o avergüencen a los niños».

Los resultados también confirman que los castigos corporales como los golpes y azotes «son ineficaces a largo plazo» ya que los estudios arrojaron que el 73% de los niños que fueron reprendidos de este modo reanudaron la actividad por la que fueron castigados en los 10 minutos siguientes.

Además los investigadores comprobaron niveles de agresividad altos en niños de educación preescolar y básica que fueron golpeados por sus tutores, así como un mayor riesgo de sufrir trastornos mentales.

Ante el mal comportamiento de los niños y niñas, la Academia Americana de Pediatría recomienda otras formas para disciplinar a los hijos como el «refuerzo positivo de las conductas apropiadas, marcar límites, reorientar el comportamiento del menor o establecer expectativas futuras».

Asimismo ilustran que la clave está en saber gestionar el comportamiento de los hijos para evitar comportamientos conflictivos. De este modo los padres ya no sentirán la necesidad de utilizar métodos disciplinarios violentos.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ