Categorías
Padres e Hijos

Medidas de seguridad para celebrar sin riesgos Halloween con tu hijo

La primera celebración de Halloween y el Día de Muertos de tu peque puede ser el inicio de una hermosa tradición; pero nada peor para transformar la diversión en algo traumático que sufrir un accidente.

Por ello, más allá de la ilusión que provoca ver al bebé vestido por primera vez con un disfraz, la decoración de la casa, los dulces que se compartirán y la comida especial de ese día, es necesario pensar en la seguridad de los pequeños, pues como sabes, con un niño en casa los accidentes están a la orden del día y hay que hacer todo para prevenirlos.

  1. Aunque vistas a tu hijo con el disfraz más seguro, evita cualquier contacto con el fuego, no vistas a tu hijo con disfraces de mangas muy anchas o faldas voluminosas.
  2. Evita caídas. Los niños tienden a tropezar y a caerse incluso en circunstancias normales, por eso debes extremar las precauciones. Al elegir o confeccionar un disfraz, asegúrate de que sea suficientemente corto como para que pueda moverse con facilidad.

  3. Usa maquillaje en lugar de máscara; ésta puede dificultar la visión y la respiración del niño. Píntale la cara con uno no tóxico.

  4. Aunque no tengas planes de soltar la mano de tu pequeño, si van a estar fuera de casa después de anochecer, siempre es buena idea colocarle unas cintas reflectantes. Una linterna también puede resultar útil en caminos largos y oscuros o entradas mal iluminadas. Si tu horario te lo permite, quizás sea más adecuado visitar a los amigos y vecinos, de día.

  5. No olvides los adornos tanto en tu hogar como en el de tus vecinos; mantente alerta ante objetos que puedan presentar posibles riesgos. Usa maquillaje en lugar de máscara; ésta puede dificultar la visión y la respiración del niño. Píntale la cara con uno no tóxico. A tu pequeño quizás le dé curiosidad jugar con las brujas parlantes o los ataúdes luminosos, cualquier cosa que sea novedosa y especial. Por eso, procura que los adornos con piezas mini o que se puedan descolgar o arrancar y tragar, queden fuera del alcance de los niños.

  6. Cuidado con los dulces. Revisa las golosinas antes de que las coman. Lee minuciosamente las etiquetas y asegúrate de que no tengan algún ingrediente al que tu hijo sea alérgico. Ten en cuenta que hay dulces que no son apropiados para bebés o niños pequeños. Los caramelos duros, nueces, palomitas de maíz, pasas, etc.