Categorías
Padres e Hijos

Tips para enseñarle a tu hijo a ir al baño

Si tu hijo dejó los pañales y ya es un experto en la nica, es momento de dar el último paso y enseñarle a ir al baño

Si tu hijo ya cumplió los 18 meses, es momento de dar los primeros pasos para que aprenda a ir al baño. Según la Academia Americana de Pediatría, es entre los 18 y 36 meses de edad que casi todos los niños están listos para ir al baño solos. Cuando lo logran, adquieren mayor independencia y se acercan a la dinámica familiar.

Algunos de los indicadores que te avisarán cuándo es buen momento para orientar a tu pequeño o pequeña a empezar a usar el baño, son los siguientes: entienden instrucciones sencillas, se visten y desvisten ellos solos, avisan o tocan su calzón entrenador o pañal cuando sienten la necesidad de evacuar además de hacerlo regular y predeciblemente.

A continuación, algunos tips que te servirán, sin duda, para que el proceso de enseñanza para usar el baño, sea, en vez de una tarea titánica, un procedimiento sencillo, y porqué no, divertido.

Primero permite que entre contigo al baño para explicarle cómo funciona la taza. Posteriormente enséñale a sentarse como si se trata de una silla normal. Deja que lo haga primero con ropa y después en calzones. Vístelo con prendas que pueda quitarse fácilmente y evita prendas que se abrochen de la entrepierna.

Si es niño, al inicio es común que haga fuera y se desmotive. Para contrarrestarlo, arroja pequeñas hojas secas de árbol y pídele que trate de atinarles ¡Será divertido!

Es importante que no hagas bromas ni uses palabras o expresiones negativas como «huele feo», pues podrías avergonzarlo y generar un problema cuando tenga que pedirle ayuda a alguien más. No lo obligues a quedarse más tiempo del que él o ella quiera. Antes de subirlo por primera vez, coloca un asiento a su medida y un banco que pueda tocar con los pies, esto lo ayudará a sentirse más seguro y estable.

Para que supere el miedo de ver que las cosas desaparecen, arroja pequeñas basuras al retrete y activa la palanca para que se familiarice con el sonido. También procura tener juguetes y libros en el baño para que se entretenga, quédate con él o ella, platiquen sobre su caricatura o algún tema del momento.

Por último, acompáñalo siempre hasta que te pida lo contrario y de vez en cuando, pregúntale si quiere que estés ahí o si prefiere ir solo o sola.

Si tiene entre cuatro y cinco años y aún no logra dejar el pañal, consulta al pediatra para descartar un problema de incontinencia o enuresis. Recuerda que él es el único capacitado para darte soluciones sobre su salud.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ