Categorías
Salud

10 tips para combatir la obesidad infantil

Las estructuras que conducen a la obesidad tienen origen en el desarrollo intrauterino, pero tú puedes desafiarlas para un sana crecimiento de tu bebé.

Las estructuras que conducen a la obesidad tienen origen en el desarrollo intrauterino, pero tú puedes desafiarlas para un sana crecimiento de tu bebé.

¿Sabías que de la manera en que alimentas a tu bebé durante el primer año de vida podría depender, en buena medida, que sea obeso en el futuro? Según expertos, este tiempo es crítico para programar el metabolismo de la vida adulta. A continuación, te sugerimos 10 acciones que te ayudan a prevenir este padecimiento.

10 tips para combatir la obesidad infantil

1. Procura amamantar a tu bebé hasta los seis meses, sin ofrecerle fórmulas industrializadas ni otro tipo de alimento antes de la semana 17 ni más lejos que la semana 26.

2. No fuerces al bebé para que ingiera los alimentos sólidos; quizá necesite 10 a 15 exposiciones de un producto antes de aceptarlo. Si rechaza algún alimento, ofréceselo nuevamente una o dos semanas después.

3. Introduce un alimento a la vez y vigila si se presentan  reacciones en los cinco o siete días posteriores. Inicia con porciones de una a dos cucharadas una vez al día, e increméntalas paulatinamente.

4. Del inicio de la alimentación sólida a dos meses después, aumenta de uno a tres alimentos y dos colaciones por día. Permite que tu bebé regule lo que quiera comer.

5. En cuanto el pediatra indique que puedes darle cereales, elige versiones fortificadas con hierro. Este mineral evita la anemia por deficiencia y el desarrollo de problemas neurológicos relacionados con una baja oxigenación del cerebro.

6. Considera iniciar la aglactación con verduras y no con frutas, para evitar que el bebé rechace las primeras al acostumbrarse al sabor dulce.

7. Prefiere los alimentos naturales sobre los industrializados.

8. Retarda la introducción de potenciales alérgenos como pescado y huevo hasta los nueve meses.

9. Ofrece la leche sin suplementos, evitando mezclarla con chocolate, vainilla, cereales, etc.

10. Reserva los alimentos ricos en proteínas (carne, queso, yogur y leguminosas) para después de los nueve meses de edad.

Te invitamos a leer también: 

Tips para mejorar la alimentación de tu hijo y prevenir la obesidad