Categorías
Salud

Aditivos alimentarios que ponen en riesgo la salud de los niños

La más reciente edición de la revista Pediatrics, organismo oficial de la Academia Norteamericana de Pediatría, publicó el informe titulado Aditivos alimentarios y salud infantil, en los que puntualiza las seis sustancias químicas que pueden poner en riesgo a salud de los niños, principalmente los de menor edad.

El escrito hace hincapié en que se ha hablado, los últimos 20 años, de que las sustancias químicas usadas en alimentos procesados, embutidos, así comenzases y envolturas, están asociados a problemas de maduración sexual, alteraciones endocrinas y otros padecimientos.

La Academia se centra en seis sustancias químicas a las que los niños pueden resultar más susceptibles. Las indicaciones se dan debido a que están presentes en mayor medida en productos infantiles y su sistema metabólico de desintoxicación está en desarrollo y su proceso de maduración lo hace más vulnerable.

 

BISFENOLES

Están presentes en envases de plásticos de policarbonato de bebidas y alimentos procesados, así como en el revestimientos plastificados de latas.

Esta sustancia está relacionada con obesidad infantil, interrupción del desarrollo hormonal sexual y del sistema nervioso central.

 

FTALATOS

Se usan en los plásticos para darles mayor flexibilidad, con frecuencia en envolturas de alimentos, tuberías y depósitos de plásticos usados en la producción de alimentos.

Los problemas a los que están relacionados son a la infertilidad en un futuro, así como a problemas de obesidad y daños al corazón.

PEXELS

 

Te recomendamos: FÁRMACOS QUE NO DEBES USAR EN EL EMBARAZO

PERFLUORADOS

Su uso, amplio, es en protección de envases de alimentos y productos de papel, así como envases del mismo o cartón que cuentan con una especie de forro plastificado.

Están asociados a la obesidad, bajo peso al nacer y disminución del sistema inmunológico.

 

PERCLORATOS

Estos compuestos se rocían en los almacenes de alimentos con estática.

Tras comprobarse que casi todos los habitantes de Estados Unidos cuentan con alguna de estas sustancias en la sangre, se determinó que resultan tóxicos para la glándula tiroides, particularmente en niños y adolescentes.

 

COLORANTES ARTIFICIALES

Usados para dar color a varios alimentos, están relacionados al empeoramiento del déficit de atención e hiperactivdad en niños.

 

NITRATOS

Agregados a los embutidos para realzar su color rojizo y dar impresión de frescura, se han relacionado a problemas con la producción de hormonas de la tiroides y, en algunos casos, predisponer al cáncer.

 

No olvides que algunas empresas usan nuevas tecnologías, por lo que se recomienda leer las etiquetas antes de su compra.

Entre otras recomendaciones están preparar alimentos frescos; evitar los embutidos, especialmente en el embarazo; evita el uso de plásticos en el microondas (incluido calentar el biberón); usar, de preferencia, envases de vidrio y acero inoxidable, evitar comida enlatada y reducir las envolturas de plástico.