Categorías
Salud

Alimentos que parecen saludables que no deberías dar a tus hijos

Hay alimentos que creemos saludables para nuestros hijos. Sin embargo no lo son.

Hay ciertos alimentos que parecen saludables que no deberíamos incluir en la dieta de nuestros hijos.

Nosotros los padres de familia siempre queremos darles lo mejor de lo mejor a nuestros hijos. No obstante, la mercadotecnia y la industria alimenticia suele ser engañosa.

Por esta razón a continuación te traemos los alimentos que no deberías dar a tus hijos si quieres cuidar su salud física y mental.

Yogurth industrial o yogurth para bebés

Estos productos que nos los anuncian con bombo y platillo que están enriquecidos en calcio y proteínas o que están hechos para el óptimo crecimiento de los menores, en su mayoría tienen azúcares añadidos a su composición así como almidón, espesante que no tiene ningún valor nutricional.

El yogurth industrial puede llegar a tener hasta 8 gramos de azúcar en un solo vaso o empaque, muchos de ellos añadidos industrialmente con aditivos que para nada contribuyen a la salud.

Cereales de desayuno industriales

Aunque son una de las opciones más viables para ser el primer alimento del día porque se ofrecen como fuente de energía de calidad, la mayor parte de ellos posee una inmensa cantidad de azúcar, superando el 15% recomendable.

Estos cereales presentan atractivos empaques con colores y formas llamativas para los niños. Sin embargo no ofrecen fibra ni buenas porciones de vitaminas y minerales. Hay que recordar que entre más color y sabor, peor calidad nutricional. Además contienen también, en muchas ocasiones, grasas trans y sodio en cantidades sustanciales.

Deja a un lado la ingesta de estos productos. Opta mejor por cereales naturales e integrales tales como la avena, la quinoa u otros sin azúcares añadidos ni presentaciones exóticas coloridas.

Barras energéticas de cereal

La mayoría de ellas tienen una gran concentración de azúcar y calorías, con poca fibra y proteínas.

Pareciera una buena opción como un snack para quitar el hambre de los niños, sin embargo suelen tener grasas trans en exceso y sodio en cantidades alarmantes.

Para evitar el exceso de azúcar en la dieta de los más pequeños de la casa, es importante no darles estas barras comerciales. Mejor tómate tu tiempo y elabóralas con tus propias manos, en lo posible evita azúcares libres añadidos a su preparación.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ