Categorías
Salud

Conoce la prueba que puede salvar la vida de tu bebé

Si eres Rh negativo y tus hijos son Rh positivo debes tener cuidado

La prueba Coombs se hace a las mamás que son factor Rh negativo, esto quiere decir que son tipo de sangre A, B, AB u O negativo. La prueba permite dar a conocer la cantidad de anticuerpos que el cuerpo de la embarazada está formando y que pueden atacar al feto, únicamente cuando el bebé es factor Rh positivo y se trata del segundo o tercer embarazo.

Hay que tener en mente que cuando nuestro cuerpo nota la existencia de un cuerpo extraño, lo repele con anticuerpos. En este caso ataca a los glóbulos rojos del bebé, debilitándolo.

Son dos los tipos de pruebas, la directa e indirecta, la última sirve para valorar qué tantos anticuerpos está produciendo la gestante contra el bebé. El directo da a conocer cuántos de estos anticuerpos ya atacaron a los glóbulos rojos.

Si el primer bebé es de tipo de sangre positivo, durante las próximas 72 horas después del parto se le aplica a la mamá, la vacuna Rhogam, que funciona para inhibir la producción de anticuerpos y cuando tenga otro bebé no lo ataque.

Para el segundo y tercer embarazo, la mamá no debe haber producido anticuerpos, sin embargo, entre la semana 10 y 36, la mamá debe aplicarse la prueba de Coombs indirecta, para determinar la cantidad de anticuerpos que está produciendo contra el segundo o tercer bebé y saber si es riesgoso para el feto.

Es importante que durante el segundo trimestre, después de que se haya hecho la primera prueba indirecta, se le realice al bebé un estudio de ADN fetal para conocer su tipo de sangre.

Las consecuencias de no aplicarse la prueba Coombs es, si eres Rh positivo, ninguna. Si eres Rh negativo y tu cuerpo crea anticuerpos, estos atacarán a los glóbulos rojos del bebé, lo que le producirá anemia y ocasionará la muerte del producto antes de dar a luz. Si eres Rh negativo y tus hijos son Rh positivo sí debes tener cuidado Si eres Rh negativo no debes preocuparte.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ