Categorías
Salud

El ejercicio alarga la vida

Científicos descubren que el ejercicio alarga la vida ya que potencia la enzima telomerasa.

Sin duda la buena alimentación y la vida saludable es todo un reto para unos y una obsesión para otros. Además de los alimentos milagro y los jugos nutritivos, hay un tema que también va de la mano, el ejercicio.

Un nuevo estudio realizado en Alemania sugiere que el ejercicio, un tipo en especial precisamente, puede ser la clave para alargar el tiempo de vida de las personas.

La investigación fue llevada a cabo en Leipzig, Alemania y publicada en la European Heart Journal.

El estudió involucró una metodología que consistió en el reclutamiento de 164 voluntarios. El encargado de la investigación fue el cardiólogo Ulrich Laufs, quien demostró que los ejercicios cardiovasculares revierten el acortamiento de los telómeros.

Los telomeros son extremos protectores de los cromosomas que, naturalmente, se acortan a medida que envejecemos. Según los resultados de la investigación el ejercicio es clave para mantenerlos largos.

Los participantes de la muestra fueron divididos en grupos donde realizaron distintos tipos de actividades. Unos caminaron, trotaron, hicieron trabajo de gimnasio y otros hicieron ejercicios de alta intensidad. Por 26 semanas los individuos llevaron a cabo estas rutinas 3 veces por semana.

Al final de la prueba analizaron su sangre para determinar la actividad de la telomerasa, enzima que alarga los extremos de los telómeros con bloques de construcción de ADN.

Con cada segmentación de una célula los telómeros se hacen más cortos. “Una vez que los telómeros han alcanzado una dificultad crítica, la célula experimenta senescencia y finalmente la muerte celular», explicó Ulrich Laufs, investigador encargado del experimento.

Finalmente descubrieron que 45 minutos de correr correspondían a un aumento en la actividad de la telomerasa.

Sin embargo no se pudo decir lo mismo con los ejercicios de resistencia como el levantamiento de pesas.

Laufs no puede asegurar precisamente porqué la actividad de la telomerasa aumenta con el ejercicio cardiovascular  y no con el levantamiento de pesas, aunque cree que se debe a la liberación de óxido nítrico, una molécula que aumenta la actividad de la telomerasa.

«Este concepto se ha establecido en modelos experimentales/animales y debe probarse en humanos», ultimó Ulrich, agregando que un trote ligero 3 veces a la semana es suficiente para activar este proceso.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ