Categorías
Salud

Por qué debes revisar la audición de tus hijos

Los problemas de audición pueden tener repercusiones en el rendimiento escolar, por ello la importancia de hacer revisiones periódicas.

Como parte de la rutina médica de nuestros hijos, es recomendable hacer revisiones auditivas periódicas, para comprobar que no sufran otitis (infección aguda del oído), misma que se puede adquirir en albercas, por ruido intenso, el calor, presión del aire, entre otros, y que pueden ocasionar daños irreversibles.

Entre las consecuencias negativas, está la pérdida de audición, que a su vez puede provocar bajo rendimiento escolar, mal desarrollo y problemas de habla.

Los expertos recomiendan acudir al otorrino una vez al año y hacerlo de inmediato si entre el primero y segundo año de vida no dice palabras simples como “mamá” o “papá”, o bien, al no obtener respuesta cuando se pronuncia su nombre.

Asimismo, es común el tapón de cerumen, que se produce cuando se acumula la cera bloqueando el conducto auditivo externo. Ésta situación suele ocasionar una disminución de la capacidad auditiva pero es sencillo de limpiar sin necesidad de acudir a un experto.

PEXELS
Te recomendamos: GUÍA DE HIGIENE PARA EL RECIÉN NACIDO

¿CÓMO LIMPIAR LOS OÍDOS DE LOS NIÑOS?

De acuerdo a los expertos, no es preciso limpiar los oídos a los niños, excepto en casos especiales y de preferencia que el procedimiento sea realizado por un profesional, ya que los conductos auditivos externos tienen un sistema de autolimpieza, por lo que lo único que hay que eliminar en los niños es la cera que se visualiza saliendo por el meato auditivo hacia el exterior.    

Se hace énfasis en que no es necesario el uso de los llamados cotonetes o hisopos, ni ningún tipo de cuidado especial, basta con limpiar la concha auricular (la zona visible) con agua y jabón, para luego secar con una toalla.

 

Si tienes alguna duda sobre la salud de tus hijos no dudes en consultar con tu pediatra de cabecera, él podrá ayudarte o referirte al especialista adecuado.